¿Te gustan los deportes de verano? Muchas personas deciden aprovechar el mayor número de horas de sol de estos meses para hacer ejercicio, pero si decides empezar a hacer ejercicio cuando hace más calor, debes tener en cuenta que las circunstancias para la práctica física son muy diferentes en verano que en invierno.

Hacer deporte en verano implica la necesidad de hidratarse constantemente y cuidar la alimentación añadiendo frutas y verduras que te proporcionen todavía más agua. También es importante que adaptes tu rutina de ejercicios al calor. Evitar las horas en las que el sol es más fuerte y reducir la intensidad de la práctica deportiva es esencial para que practicar ejercicio en verano no tenga consecuencias negativas para tu organismo.

10 deportes de verano idóneos para el exterior

¿Te apetece hacer deporte este verano? ¿Estás en la ciudad y crees que no puedes disfrutar del aire libre? No te preocupes, te damos diversas opciones para que puedas practicar alguna actividad física estos meses, estés donde estés.

En la playa, el mar se convierte en tu aliado

El mar es el escenario perfecto para hacer numerosos deportes en verano. Durante tus vacaciones en la playa puedes aprovechar para hacer algunos de estos:

  • Esquí acuático: El contacto directo con el mar, la diversión y una dosis extra de adrenalina son tres razones fundamentales para que te decidas a lanzarte al agua. Eso sí, antes de esquiar por primera vez en el agua, asegúrate de hacer un curso previo con monitores homologados.
  • Snorkel: Este tipo de buceo es apto para cualquier persona que disfrute en el agua. Solamente tienes que hacerte con unas aletas, unas gafas y un tubo de buceo antes de lanzarte a descubrir el fondo marino de la playa donde estás de vacaciones. Una combinación perfecta de naturaleza y deporte.
  • Surf: Subirte a una tabla y disfrutar de las olas es un sensación única a la que la mayoría de amantes del mar no pueden resistirse en cuanto practican surf por primera vez. Eso sí, ten en cuenta que para surfear necesitas estar en buena forma física y hacer algún pequeño curso para conocer las bases de este deporte.
  • Natación: Por supuesto, la natación es la reina de los deportes de verano. Estar en la playa y no empezar a nadar a espalda, braza, crol o mariposa debe considerarse casi un pecado. Por supuesto, también puedes nadar en verano en la piscina, estés en la playa, en la montaña o en la ciudad. ¿Sabes que es uno de los deportes más completos que existen?
  •  Voley – playa: En la mayoría de playas hay redes para que puedas jugar al voley con tus amigos. Correr por la arena detrás de la pelota es, además de un ejercicio muy divertido, una excelente manera de ponerte en forma y activar la circulación de tus piernas.

 Entrenar en la montaña, para los aventureros

  • Senderismo: Si estás pasando tus vacaciones en la montaña o el campo, el senderismo es uno de los deportes de verano que puedes practicar. La mayor parte de pueblos cuentan con senderos y caminos marcados para que puedas conocer los rincones más especiales de su entorno natural. Solamente necesitas un buen calzado para seguirlos.
  • Parapente: El verano en la montaña es una excelente ocasión para probar los deportes extremos, como lanzarte en parapente. Descubre los paisajes más impresionantes desde las alturas y, también, vive la sensación única de una sobredosis de adrenalina al verte surcar el cielo.
  • Kayak: Disfrutar del paisaje de montaña pasa por practicar deportes que no podrás realizar en ningún otro escenario. Si te encuentras pasando tus vacaciones cerca de un río que tenga un cauce rápido, tendrás la suerte de poder hacer su descenso en kayak. Esta embarcación te permitirá hacer un deporte extremo y lleno de emoción y, a la vez, descubrir el paisaje bajo la luz del sol.

El asfalto de la ciudad, ideal para cardio

  • Running: El asfalto de la ciudad es un excelente aliado para correr y ponerte en forma. Ten especial cuidado de hacerlo en horas de poco sol y adaptar la intensidad de la carrera al calor. Si tomas estas precauciones, conseguirás mejorar tu resistencia física de manera importante.
  •  Patina: ¿Te atreves a coger unos patines y salir por la ciudad a hacer ejercicio? El patinaje tiene efectos físicos muy parecidos al running, con el plus añadido de que es mucho más divertido. Lo mejor de todo es que, si aprendes a patinar, conseguirás mejorar tu resistencia y equilibrio. Además, tonificarás tus piernas.

Si quieres ponerte en forma y disfrutar del sol y del aire libre en los meses de más calor, recurre a cualquiera de estos deportes que te proponemos o realiza una rutina fitness para el verano cualquiera que sea tu destino de vacaciones. Estés junto al mar, en la montaña o trabajando en la ciudad, podrás hacer ejercicio y vivir una experiencia muy agradable.