Si buscas ponerle remedio a las arrugas que llevan tiempo en tu piel ¿Sirve de algo aplicarse aceites para arrugas profundas? ¿realmente funcionan? y ¿cuáles son los más indicados?

Antes de responder a estas preguntas es necesario conocer su origen. Con el paso del tiempo la piel pierde colágeno y elasticidad y tiende a soltarse. Por su parte, los músculos del rostro van reduciéndose a la vez que se retraen y convierten las arrugas de expresión en arrugas permanentes.

Aceites para arrugas profundas, ¿de verdad funcionan?

Tratar las arrugas profundas es una de las preocupaciones estéticas más comunes entre las mujeres. Para tratarlas se puede recurrir a soluciones como los aceites esenciales, que tienen una alta capacidad hidratante para la piel.

Los aceites naturales más utilizados para las arrugas

El aceite de rosa de mosqueta es mundialmente conocido por sus propiedades hidratantes y de regeneración que hacen que sea un candidato perfecto para el tratamiento de cicatrices, estrías, arrugas y piel seca.

Contiene antioxidantes, vitaminas A, C y E, omega 3, omega 6 y ácido linoleico. Además de la hidratación, potencia la formación de colágeno en la piel, por lo tanto ayudará a que se conserve más tersa durante más tiempo atrasando el envejecimiento cutáneo.

Para utilizar este aceite es recomendable seguir los siguientes pasos:

  • Emplearlo siempre de noche, debido a que puede dejar una capa oleosa sobre la piel que cause brillos.
  • Colocar dos o tres gotitas en los dedos y extenderlo por todo el rostro. Es conveniente centrarse en las zonas más problemáticas como la comisura de los labios o el entrecejo.
  • Para finalizar, aplicar una crema hidratante o anti-edad, la que se emplee habitualmente. También se puede mezclar el aceite con esta crema.

El aceite de almendras es uno de los grandes aliados cosméticos para prevenir y reducir la aparición de las arrugas y la vejez en el rostro. Debido a su aporte graso y los antioxidantes que posee, este producto ayuda a combatir la sequedad de la piel y, por lo tanto, disminuye considerablemente el deterioro cutáneo.

Este aceite posee un alto contenido en vitamina E y es perfecto para que el tejido se conserve firme y radiante por más tiempo. Es decir, contribuye a la prevención del envejecimiento de la piel y de la aparición de arrugas.

Lo más práctico para obtener resultados: acudir a centros especializados

Aunque el cuidado de la piel es básico y emplear productos que retrasen la aparición de las arrugas profundas es recomendable, una vez que estas emergen lo más adecuado es acudir a un centro médico estético para que puedan diagnosticar y tratar cada rostro de forma adecuada.

Los métodos más efectivos para reducir las arrugas profundas

La eliminación de las arrugas profundas pasa por varios métodos y tratamientos que están enfocados a cada zona en particular. De esta forma se incrementa el éxito en la eliminación y reducción de estas arrugas.

Ácido hialurónico para las arrugas nasogenianas

Las arrugas nasogenianas, también conocidas como arrugas de expresión, son las que se forman entre las aletas de la nariz y la comisura de los labios. Están provocadas por la pérdida de colágeno y para eliminarlas uno de los tratamientos más beneficiosos es el ácido hialurónico.

Este tratamiento consiste en inyectar el ácido en los surcos directamente para rellenarlos. Se realiza normalmente dos veces al año y los resultados demuestran una gran eficacia ya que las arrugas desaparecen por completo.

Bioestimulación facial para las patas de gallo

A partir de los 30 años, la piel comienza a perder colágeno y no se regenera con tanta facilidad, por ello aparecen las arrugas. La bioestimulación facial consiste en estimular la producción de colágeno y elastina para que el propio tejido se regenere.

Este tratamiento ha de ser realizado por un especialista y consiste en extraer el plasma de una muestra de sangre del paciente, combinarlo con cloruro de sodio e inyectarlo en un área del rostro.

Está recomendada para la zona de las patas de gallo, ya que combate la flacidez del rostro y evita la caída del músculo.

Toxina botulínica para la frente

Se trata de una de las opciones más recurrentes a la hora de combatir las arrugas de expresión en el tercio superior del rostro. Es un método empleado en todo el mundo con resultados eficaces y seguros, siempre que se realice por profesionales.

Se aplica a través de unas leves inyecciones en los puntos del rostro donde haya arrugas para que desaparezcan. No es necesaria la anestesia, ya que se realiza con agujas muy finas. Tras su aplicación, los músculos que provocan las arrugas se relajan y sus resultados se pueden observar a las 72 horas de su aplicación.

Ante las arrugas profundas formadas por el paso de los años y los agentes externos existen tratamientos, cremas y aceites que pueden ayudar a prevenir su aparición. Sin embargo, para eliminarlas lo eficaz es acudir a un centro estético y ponerse en manos de profesionales.