La eliminación de la grasa, especialmente de la que se acumula debajo del mentón, en el cuello, coloquialmente la papada, es una de las principales preocupaciones estéticas. El ácido desoxicolico es un fármaco inyectable para eliminarla sin tener que recurrir a la cirugía plástica. Es una técnica segura, sin embargo conlleva una serie de consecuencias que hay que tener en cuenta antes de someterse a un tratamiento de este tipo.

¿Qué es el ácido desoxicólico?

El ácido desoxicólico es un ácido biliar que forma parte de los cuatro ácidos principales que produce el hígado. Tiene como principal aplicación la emulsificación de las grasas para su posterior absorción. Es decir, elimina la grasa de las partes del cuerpo donde se inyecte.

En su aplicación para reducir la papada destruye permanentemente las células adiposas que allí se encuentran.

¿Tiene algún tipo de contraindicación?

El ácido desoxicólico tiene ciertas contraindicaciones. No puede inyectarse en una zona en la que haya una infección o lesión. Además, su uso puede provocar una lesión del nervio mandibular marginal que tiene como consecuencia una sonrisa asimétrica.

También puede haber daño en otros tejidos cercanos a la zona como glándulas salivares, ganglios linfáticos y músculos del rostro. Los efectos que tiene son hinchazón, dolor y disfagia – imposibilidad de tragar-.

Es posible que, si el pinchazo se realiza en alguna de las áreas mencionadas de manera incorrecta provoque una parálisis facial que, aunque pasajera, perjudicará la salud del paciente.

¿Es efectivo el ácido desoxicólico para eliminar la grasa?

Este tratamiento es un método más para la grasa, sin embargo conlleva consecuencias y efectos que se pueden evitar empleando otro tipo de soluciones. Los efectos adversos que se describen en todas las intervenciones con este ácido son el dolor intenso, inflamación de la zona expuesta al ácido y, como se indicaba anteriormente, algunas contraindicaciones médicas.

Tratamientos de eliminación de papada

El ácido desoxicólico no es la única forma de eliminar la grasa ni la papada. Es posible, gracias a otros métodos conseguir resultados efectivos sin tener que recurrir a las inyecciones de este ácido y sus contraindicaciones.

La base de otros tratamientos está en que los ingredientes que emplean no contienen este ácido en particular, por lo que se evita así la inflamación y las molestias causadas por las inyecciones. Uno de estos ingredientes es el Prostrolane Inner B que favorece la desaparición de la grasa haciendo que esta se transforme en energía. Esta grasa se elimina de forma natural a través de los canales linfáticos y del hígado. Además, esta técnica no es solo eficaz contra la papada, sino que tiene otros usos como acabar con la grasa del contorno facial o para otras partes del cuerpo como brazos, piernas o nalgas, entre otros.

Ácido desoxicólico contra la grasa y otras opciones

Es cierto que el ácido desoxicólico  eficazmente la grasa, especialmente en las reducciones de papada. Como hemos visto, sin embargo, sus consecuencias son numerosas molestias como el hinchazón de la zona o incluso la parálisis del rostro temporal.

Actualmente, existen otras opciones para eliminar la grasa como el Prostrolane Inner B o los hilos tensores, que evitan las flacidez en el cuello con resultados increíbles. Estas alternativas no incluyen los riesgos que tiene el ácido y no son dolorosas para los pacientes.