El ácido hialurónico para el pelo tiene más beneficios de lo que en un principio pudiera parecer. Es una excelente noticia para las personas que, día a día y cada vez con mayor asiduidad, se preocupan por su salud capilar y se ocupan de su cuidado.

No solo para tratar problemas de alopecia (caída del cabello) sino para revitalizar cabelleras afectadas por productos capilares de mala calidad (tintes, por ejemplo) o por los factores ambientales, en especial, la exposición al sol. Un modo efectivo de reparar estos daños y recuperar el brillo y la suavidad perdidas es una hidratación profunda con ácido hialurónico.

Beneficios que aporta el ácido hialurónico al pelo

Este valioso producto natural brinda más sedosidad, suavidad y brillo al pelo encrespado, demasiado seco o dañado por diversas razones. Se debe a que lo nutre y fortifica predisponiéndolo a recuperar la humedad y retenerla. ¿El resultado? Una fibra capilar más gruesa, renovada y rejuvenecida desde el cuero cabelludo a las puntas.

Ello, además de significar más salud para el cabello, se traduce en una melena alisada, radiante y con mayor volumen. Sin duda, los beneficios que brinda este ácido a la salud capilar son múltiples. A continuación los detallamos uno a uno.

Brinda suavidad y brillo

Por su gran capacidad de absorber agua y conservarla, resulta un excelente agente humectante del cabello. En este sentido, un tratamiento con ácido hialurónico produce un nivel de hidratación profundo y sumamente efectivo. Como consecuencia, el pelo agredido, opaco, descamado o con efecto frizz se torna más fuerte y sedoso. Además, recupera su brillo y vitalidad característicos. ¿Fin del cuento? La melena luce fantástica otra vez.

Aporta máxima hidratación

El pelo estropeado y reseco a causa del frío, la cal del agua, el sol, el secador de cabello y los tintes de mala calidad se benefician, y mucho, del efecto hidratante del ácido hialurónico. Cuando su molécula entra en contacto con el agua, aumenta de tamaño y penetra en la piel del cuero cabelludo. Como consecuencia de esta hidratación, la circulación sanguínea mejora y, de forma simultánea, la elastina y el colágeno se extienden de la raíz a las puntas.

Nutre y repara

El pelo dañado y debilitado (que ha perdido color y brillo) mejora notablemente tras este fantástico y natural tratamiento capilar. Este último fortifica el cabello que, en adelante, crece más grueso y con más volumen. Esta técnica de máxima hidratación modifica la estructura capilar reparando los cabellos quebradizos y las puntas abiertas.

En efecto, la fibra capilar rejuvenece y recupera su capacidad natural para recibir humedad y conservarla por más tiempo. La melena se revitaliza y, sin duda, bien hidratada y nutrida luce de maravilla.

Alisa

Si bien el ácido hialurónico no está especialmente indicado para alisar el pelo, se ha comprobado que las melenas expuestas a un tratamiento de este tipo se ven alisadas de forma similar al realizado mediante un shock de queratina. Y hay más, si se repite el procedimiento, el efecto alisado aumenta considerablemente.

Resultados tras el tratamiento con ácido hialurónico para el pelo

¿Los resultados son inmediatos? Efectivamente, al salir del salón de belleza ya se advierten los resultados positivos, es decir, mayor suavidad, volumen, sedosidad, brillo y vitalidad.

Esto es debido principalmente a que este tipo de tratamiento, pese a tratarse de una técnica cosmética y de belleza sofisticada, aporta beneficios desde la primera sesión y sin tener que esperar para disfrutarlos, algo que sí sucede con la queratina, por ejemplo.

Para lograr una cabellera perfecta, la recomendación es hacer tres sesiones (una por semana), aunque ello depende del estado del cabello.

¿Cómo se aplica este tratamiento?

El procedimiento de hidratación capilar profunda con ácido hialurónico es complejo y consiste en varios pasos, a saber:

  1. Evaluación y diagnóstico capilar: ¿en qué condiciones se encuentra el cabello a tratar?
  2. Lavado del pelo con un champú especial.
  3. Segundo lavado con el mismo champú. Transcurren 10 minutos antes del enjuague con abundante agua.
  4. Se llevan a cabo otros dos lavados similares; en el primero pasan 10 minutos antes del enjuague y en el segundo solo 5 minutos.
  5. Con secador de pelo se seca el 80 % de la melena.
  6. Se aplica el tratamiento de ácido hialurónico propiamente dicho, desde la piel del cuero cabelludo a las puntas. Se masajea perfectamente y se deja actuar durante unos 20 minutos aproximadamente. Luego se enjuaga perfectamente sin dejar rastros del producto.
  7. Se seca el cabello y luego se plancha.

En síntesis, el ácido hialurónico, elemento básico que forma parte del cuerpo humano, aporta múltiples beneficios al cabello. Lo fortalece y le otorga vitalidad, mejora su calidad y también su grosor. Todo son ventajas. El resultado es un pelo sano y estéticamente bello que roba miradas y rebosa encanto. ¡Atrévete a comprobarlo!