Seguro que has oído hablar de la importancia de los alimentos ricos en betacarotenos, pero solo conoces la zanahoria y no sabes muy bien por qué es tan buena para prolongar el bronceado. Pues enhorabuena, has llegado al sitio indicado.

Los betacarotenos son unos flavonoides cargados de vitamina A, indispensable para el funcionamiento correcto del sistema inmunitario y de la vista. Tienen propiedades antioxidantes que neutralizan los efectos en la piel de los radicales libres.

Qué comer para que el moreno dure más

Puedes utilizar alimentos como la fruta y la verdura para conseguir un moreno más uniforme y duradero. Si te fijas, casi todos son de color rojo o naranja. Esto es un indicativo de la presencia de este pigmento vegetal. Puedes incorporar a tu dieta diaria todos estos alimentos y muy pronto comenzarás a observar los resultados.

Seguro que has oído hablar de la zanahoria como alimento estrella para potenciar el moreno, pero la cosa no queda ahí. Hay una gran cantidad de alimentos que nos ayudan a conseguir un moreno espectacular. Vamos a hablar de estos alimentos y de cómo puedes incorporarlos a tu alimentación de manera fácil y divertida.

Pimiento rojo

Es el gran desconocido de este grupo. No solo tiene un alto porcentaje de vitamina C, sino que también está cargado de antioxidantes como los betacarotenos. La mejor forma de consumirlo para disfrutar de sus beneficios es en crudo. Pruébalo en una ensalada fría de patata, sardinas en aceite y pimiento rojo cortado en juliana. O prueba a incorporar pimiento rojo en el gazpacho.

Remolacha

Los alimentos morados también contienen este fabuloso antioxidante. Si consumes remolacha rayada en tus ensaladas te beneficiarás de sus propiedades. También queda ideal en cremas y sopas frías. Prueba a añadir un poco de remolacha al gazpacho; con una es suficiente. Verás qué color y qué sabor tan espectacular consigues.

Espinacas

Puede que este sea el alimento que menos asociemos a betacaroteno, pero tiene, y mucho. Debes comer las espinacas en crudo para aprovechar mejor sus nutrientes, como pasa con todas las verduras. La ensalada de espinacas, pera en láminas y lascas de parmesano con una vinagreta de vinagre balsámico es una delicia. También puedes combinarlas en crudo con queso azul, bacon en tiras y nueces, acompañada de una vinagreta de miel. Esta ensalada está tan rica que hasta a los niños les encanta.

Calabaza

Tanto la calabaza como el calabacín pueden formar parte de nuestra dieta para protegernos del sol y conservar el bronceado en la piel. La mejor opción para el verano es preparar alguna crema fría y beberla como un smoothie.

Frutas de color naranja

Sirven casi todas las frutas dulces en las que el color naranja sea el protagonista: mango, papaya, melocotón, albaricoque, nectarina o naranja. En verano puedes consumir más fruta haciendo ensaladas. Por ejemplo, la ensalada de bacalao ahumado con naranja es un clásico. Solo necesita una vinagreta de aceite, sal y vinagre para disfrutar de este saludable plato.

Otra opción puede ser una macedonia de frutas. Cortas en daditos la fruta que más te apetezca, en este caso una rica en betacarotenos, haces un almíbar ligero y lo mezclas con zumo de fruta y un poco de cava. La densidad la eliges tú. Pero te recomendamos que la dejes un poquito caldosa, ya que es más refrescante. Añade hierbabuena en el momento de servir para darle un extra de frescor y sabor.

Beneficios de la ingesta de alimentos ricos en betacarotenos

El cuerpo humano es sabio como demuestra el hecho de que sabe cuándo necesita ciertas vitaminas y se aprovecha de ellas. Por ejemplo, con la vitamina A, presente en los alimentos ricos en betacarotenos y que tu propio cuerpo desecha si no la necesita. Pero además:

  • También ayuda al sistema inmunitario. De esta manera, te protege contra muchas enfermedades, a la vez que activa la producción de glóbulos blancos.
  • Cuida, protege y embellece tu piel cuando la expones al sol. Todo ello, gracias a que activa la melanina presente en la piel de manera natural. Esto no quiere decir que puedas tomar el sol sin protección, mucho ojo.
  • Es beneficiosa para la formación de los huesos. El betacaroteno se encarga de que se desarrollen con total normalidad.
  • Sirve para reducir el riesgo de sufrir enfermedades coronarias.
  • Es beneficiosa para la visión.
  • Favorece y fortalece el sistema inmunitario, detoxicando el organismo.

Cualquier persona, sea cual sea su edad, puede beneficiarse de la ingesta diaria de estos alimentos. Pero hay excepciones, ya que no es recomendable comer altas dosis de ellos durante el embarazo y la lactancia.

Consumir alimentos ricos en betacarotenos no es solo una cuestión estética. Además de producir un efecto duradero del moreno en la piel, también la protegen de los radicales libres y son beneficiosos para la salud de nuestro organismo y el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.