Después de nueve meses de espera, la barriga desaparece pero, desgraciadamente, deja en el cuerpo cicatrices de guerra. Para recuperar tu barriga después del parto debes conocer unos trucos que te ayudarán a lograrlo.

El cansancio, la buena o mala alimentación, el cuidado del bebé y sobre todo, el de una misma, son las principales cosas a las que debes prestar atención. ¿Crees que todo esto no tiene solución?

Tranquila, no desesperes porque existe una cura.. ¡Presta atención!

¿Sigues teniendo barriga después del parto?

Es normal que después del embarazo sientas que tu cuerpo no es el tuyo: barriga flácida, estrías, cambio en los pechos, pérdida de cabello o celulitis. El proceso de recuperación es lento y gradual: en general, el cuerpo de una mujer tarda entre 9 y 12 meses en volver a su estado habitual.

No obstante, si quieres volver a tener el cuerpo que tenías antes, deberás tomar ciertas medidas. ¡Conoce cuáles son y vuelve a ser tú!

Cambia de hábitos para recuperar tu vientre tras del parto

El primer paso para poder mejorar completamente tu estado físico es cambiar de hábitos, no solo los que se tenían durante el embarazo sino también, los previos a este.

Es fundamental que después del embarazo practiques deporte, te olvides de la comida rápida y de los tacones altos. También deberás descansar un poco más de lo habitual, dejar las bebidas alcohólicas y en caso de ser fumadora, dejarlo.

Aunque te parezca poco, todo esto ayudará enormemente a lograr sentirte bien contigo misma y recuperar el vientre que tenias antes de dar a luz.

Dar el pecho ayuda a adelgazar

Una de las cosas que, sin querer, te ayudan a perder algunos de esos kilos de más es dar de pecho. Dar de mamar a tu bebé o bebés es beneficioso ya no solo para él sino para tu propio cuerpo.

Además de consumir unas 500 calorías al día, se puede llegar a perder la grasa acumulada en la cintura y caderas, siempre y cuando mantengas una buena alimentación. Inclusive, mejora una pronta recuperación del útero y previene un posible cáncer de mama.

Modifica la rutina en tu alimentación

Para recuperar la figura que tenías antes del embarazo, deberás realizar cambios en tu alimentación y así, ingerir grasas sanas que beneficien al bebé y evitar engordar.

La ingesta de calorías deberá aumentarse en 500 a las que comerías habitualmente. Además, se recomienda consumir tres raciones de proteínas diferentes al día tales como la carne, el pollo y el pescado; tres lácteos como la leche, el queso y yogur y ocho tipos de harina diferentes como la pasta, el pan, arroz y cereales, todos estos al día. Igual de importante es el consumo de frutas y verduras.

Para todo ello, se recomienda cocinar los alimentos al vapor o a la plancha. En caso de sufrir estreñimiento, deberías incluir en la dieta alimentos que contengan fibra, las frutas, verduras, legumbres y cereales.

Respecto a los líquidos, hay que beber entre ocho y diez vasos de agua, leche o batidos de fruta caseros.

Haz deporte moderado

Tras el embarazo es fundamental volver o empezar a realizar ejercicios para mantenerse dinámica y lograr los objetivos deseados. Pero, es importante recurrir a un profesional para que te marque las pautas y establezca ejercicios específicos.

No obstante, si ya has realizado ejercicios durante el embarazo, ahora, podrás realizar sin ningún tipo de problema ejercicios de tipo aeróbicos como serían caminar, hacer pilates o practicar yoga, incluso pocos días después de haber dado a luz.

Sin embargo, si durante la gestación no has realizado ningún tipo de deporte, es recomendable empezar por ejercicios suaves como las pilates o salir a andar. Todo esto pudiendo ir aumentando el nivel a medida que pasen las semanas.

Los beneficios que practicar deporte moderado pueden aportar a la mujer son varios y muy importantes para su salud tanto física como mental: mejora la circulación sanguínea, disminuye el dolor dorsolumbar, mejora el estado de ánimo, evita el desequilibrio postural, ayuda a perder peso, así como, al bienestar mental.

Duerme todo lo que puedas

No solo es importante descansar tras el parto para recuperar las fuerzas y el sueño acumulado por los cuidados del bebé, también es fundamental para perder peso y volver a recuperar tu cuerpo.

Estudios han demostrado que las mujeres que descansan un mínimo de ocho horas y media seguidas por la noche consiguen perder peso y la mitad de este corresponde a la grasa. Mientras que las que duermen menos de 5 horas y media, esta proporción solo corresponde al 25%.

Además de perder peso, dormir también ayuda a estar y sentirte más sana, aumenta la creatividad, mejora la memoria, protege el corazón y reduce la depresión que puede llegar a ser muy común en muchas mujeres en el post-parto.

Tratamientos específicos para una recuperación óptima

A parte de todas estas medidas, para conseguir reducir barriga y poner todo el cuerpo en su sitio, existen tratamientos médico-estéticos que si te animas, pueden ayudarte enormemente a mejorar tu estado físico y a sentirte bien contigo misma.

Gracias al tratamiento de radiofrecuencia corporal tales como Dalyacne, Venus o Accent Prime, se eliminará la celulitis y flacidez de la piel, evitando así, la antiestética de la piel naranja. Asi mismo, con varias aplicaciones se estimula la producción del nuevo colágeno y con ello, obtendrás una piel más joven y firme.

Asimismo, con la mesoterapia tanto corporal como facial alopática con silicio orgánico, podrás prevenir el envejecimiento de la piel, las arrugas y la flacidez y así, conseguir la revitalización global del cutis del dermis. Todo esto, a través de un tratamiento que se aplica mediante microinyecciones muy superficiales.

Ahora que ya conoces el secreto para poder volver a recuperar tu barriga después del parto, así como tu estado anímico, ya solo queda ponerte manos a la obra. También puede ayudarte para sentirte mejor alguno de los tratamientos para embarazadas que son seguros para ti y tu bebé. Y si aún no has sido mamá y te queda poco, ya sabes que es lo que tienes que hacer para poder sentirte tú misma una vez des a luz, ¡así que no te preocupes más y disfruta del embarazo o de tu bebé!