Con el paso de los años, la pérdida de colágeno se hace evidente en el cuerpo, especialmente en el rostro y provoca que tu piel aparezca blanda y descolgada. El colágeno para la piel flácida puede servir para recuperar un aspecto más saludable y joven, por lo que es imprescindible que conozcas algunos métodos para activar esta proteína.

¿Por qué es importante el colágeno para la piel flácida?

¿Sabías que al menos un 75 % de nuestra piel está compuesta de colágeno? Ya desde la temprana edad de 20 años, perdemos alrededor de un 1,5 % de esta proteína al año. Al final, esto puede convertirse en un gran problema.

Como el colágeno es una proteína, sus componentes básicos son los aminoácidos. Los aminoácidos se asimilan cuando las proteínas que comemos, como la carne, el pescado y los productos lácteos, se descomponen. Estos aminoácidos sintetizan  otras proteínas, como aquellas que sirven para la cicatrización de heridas, la reparación muscular o para producir el mismo colágeno. Sin embargo, la producción de colágeno disminuye con la edad, lo que causa uniones más débiles entre las células y la matriz intersticial. Por eso, la piel se vuelve más arrugada y las articulaciones se vuelven menos estables con la llegada de la vejez.

¿Qué es lo que causa exactamente esta pérdida? En muchos casos, es totalmente fisiológica. Los factores ambientales, como los rayos UVA, pueden ocasionar que el colágeno se descomponga. Esto ocurre también con otros hábitos de vida perjudiciales como el tabaco. Por esta misma razón, los antioxidantes, como la vitamina C, son tan importantes para la estabilidad de esta codiciada proteína.