El invierno es un período en el cual las defensas disminuyen y nos sentimos más cansados debido a los cambios extremos de temperatura. Por ello, se recomienda para aumentar las defensas tomar suplementos tanto para los niños como para los adultos, que nos ayuden a disminuir las gripes, infecciones y evitar situaciones de malestar, además de mantener una alimentación sana y rica en vitaminas y minerales.

Hoy en día disponemos de un buen número de alimentos denominados ‘probióticos’, cuya función es beneficiosa para nuestro organismo, ya que actúan en simbiosis con nosotros. Dentro de estos alimentos probióticos podemos incluir en nuestra alimentación aquellos que contienen bífidus y lactobacilus, dos microorganismo beneficiosos que nos ayudan a sintetizar vitaminas y enzimas, y ante todo refuerzan nuestro sistema inmunitario haciéndonos un poco más resistentes ante las bajas temperaturas de estos meses.  También nos ayudan a proteger la flora intestinal evitando en muchos casos, los gases y la hinchazón.

Yo aconsejo tomar todo los días un aporte de estas sustancias probióticas, para mejorar nuestra calidad de vida durante el invierno. Podemos hacerlo con yogures enriquecidos y además, aportando una cantidad adecuada a través de un suplemento nutricional como puede ser el INMUNO 10, del laboratorio Therascience, con el cual nos podemos asegurar la dosis necesaria diaria para que nuestras defensas funcionen perfectamente.

Siguiendo esta simple pauta, de un suplemento al día, nos sentiremos menos cansados y podremos dar esquinazo al catarro y al malestar de esta época.

LAURA REVIEJO TALLÓN

Nutricionista Hedonai