Con la Rinomodelación sin Cirugía podemos mejorar el aspecto de nuestro rostro de inmediato, a la vez que nos aportan una idea sobre cuál podría ser el resultado quirúrgico si nos decidiésemos a pasar  por el quirófano.

La nariz, junto con los labios, es lo que más destaca en el rostro. Nos define la cara y nos da carácter, por eso, en muchas ocasiones, nos miramos al espejo y nos gustaría que nuestra nariz fuese ligeramente diferente. Preferiríamos que cuando hablamos o nos reímos no se bajase la punta, o simplemente, que esa punta estuviese más alta, un poco más chata o que ese poco caballete que tenemos no estuviese.

Actualmente, la corrección nasal puede realizarse sin necesidad de cirugía con el uso de productos naturales como el Ácido Hialurónico (Restylane, Princess, Glytone,….) o la Hidroxiapatita Cálcica (Radiesse), que no requieren postoperatorio, permitiéndonos reincorporarnos a nuestra vida laboral o familiar inmediatamente.