Se acerca el verano, así que es hora de comenzar a cuidar nuestro cuerpo durante la primavera para lucir una silueta perfecta bajo el sol tanto si lo que queremos es bajar de peso como para mantenernos.

El primer paso es tratar la retención de líquidos, ya que las altas temperaturas favorecen la hinchazón de las piernas. Una manera de combatirlo es a través de los complementos diuréticos, apoyado por una dieta rica en pila, endivias y alimentos depurativos. También podemos aumentar en nuestra comida diaria la variedad de frutas y verduras de temporada, así como consumir más alimentos mediterráneos, que son una buena fuente de vitaminas y minerales.

La primavera nos aporta un sin fin de nuevos alimentos, que podemos combinar en una dieta sana, con un poco de ejercicio y así evitaremos el aumento de peso y conseguiremos incluso, bajar esos kilos de más.

Así podría ser vuestra dieta:

DESAYUNO: Una fruta cítrica tipo kiwi o mandarina, acompañada de un té o infusión siempre con edulcorante. Podemos utilizar la stevia, (edulcorante natural), acompañado con una tostada de pan de soja y unas lonchas de jamón serrano.

MEDIA MAÑANA: Podemos introducir un yogurt bífidus desnatado con unas lonchas de pavo.

COMIDA: Ensalada de endivias con tomate y cebolla, acompañada de un filete de pollo a la plancha, y como postre unas rodajas de piña natural.

MERIENDA: Repetimos con unas rodajas de piña y un poco de pavo en lonchas.

CENA:  una crema de calabacín, apio y puerro acompañada de una tortilla francesa y un yogurt de postre.

El estilo de comidas que tenemos que seguir durante esta primavera debe ser similar al pautado en este día. Con un poco de esfuerzo, dieta y ejercicio además de suplementos nutricionales adecuados y un buen consejo nutricional, luciremos bikini en verano y un cuerpo saludable en primavera.