Las arrugas dinámicas o líneas de expresión son aquellas que se forman al gesticular, causadas por la continua actividad de los músculos faciales. Las líneas de expresión pueden quitarse o ser atenuadas mediante el Tratamiento de Toxina Botulínica, que disminuye la actividad del músculo que las provoca y se relaja, de forma que la piel adopta una apariencia más lisa y flexible.

Las arrugas faciales son el resultado de varios factores, entre los que se encuentra  la calidad de la piel y la contracción de los músculos subyacentes. Aquellas causadas por la acción del sol o por el envejecimiento, se llaman arrugas estáticas. Un ejemplo son los pliegues verticales alrededor de los labios.

La aplicación, mediante inyección intramuscular de pequeñas cantidades en los músculos faciales, actúa selectivamente sobre los puntos que causan las líneas de expresión.

Al cabo de 7 días, en la mayoría de los casos el paciente comienza a ver los efectos plenos del tratamiento, el efecto dura aproximadamente entre 5-6 meses.