La eficacia de un tratamiento corporal se multiplica a través de una alimentación sana. Es conocido y muy cierto  el dicho de “somos los que comemos”, por eso, en Hedonai recomendamos asociar a todo tratamiento estético facial o corporal, un tipo de alimentación específica que nos ayudará a estar mejor por dentro y notarlo por fuera.

Por ejemplo, en el caso de  un tratamiento corporal anticelulítico, si lo apoyamos por una dieta seleccionada de alimentos diuréticos y ricos en fibra, proteínas y antioxidantes, evitando los alimentos refinados, potenciaremos el efecto del tratamiento local.

Así mismo, un tratamiento local reafirmante potencia su eficacia si se realiza junto a una dieta rica en proteínas, silicio y vitamina C. A través de alimentos y suplementos alimenticios conseguiremos potencia el efecto de todo tratamiento estético ya sea facial o corporal.