Los ejercicios postparto son esenciales para recuperar la figura poco a poco y de forma progresiva después de que el cuerpo haya sufrido cambios importantes en vistas a dar a luz. Suele ser una preocupación de las embarazadas volver a sentirse cómodas con su línea más atractiva y peso adecuado. Sin embargo, esta tarea no es nada fácil de lograr, salvo que se sigan las recomendaciones médicas, junto a una eficaz rutina de entrenamiento físico. Igualmente, resulta clave llevar una buena dieta equilibrada y, por supuesto, evitar el sedentarismo. Conseguir el objetivo marcado puede tardar unos seis meses o incluso un año, dependiendo de cada caso.

Ejercicios tras el parto para endurecer la zona abdominal

Tanto para endurecer y fortalecer la zona del vientre como para recuperar la forma en brazos y glúteos, conviene realizar los siguientes ejercicios sencillos y cómodos de hacer en casa. Por supuesto, antes es necesario consultarlo con el médico. Además, cabe recordar que cada mujer tiene características, hábitos y así serán sus resultados:

  • Un buen plan de entrenamiento puede comenzar con los ejercicios de Kegel, que fortalecen los músculos que hay debajo del útero, la vejiga y el intestino. Se practican relajando y apretando mientras se orina para controlar el flujo. El resto de músculos deben permanecer relajados, mientras que los que se trabajan deberían desplazarse hacia arriba y abajo al tiempo que se tensan.
  • Para ejercitar los brazos, algunos movimientos adecuados pueden ser con pequeñas pesas o flexiones. Deben ser de escasa intensidad y pocas repeticiones. También son positivos los estiramientos con las manos hacia arriba, con los brazos cruzados detrás de la espalda o junto a una pared. Siempre para dar elasticidad a bíceps, tríceps y antebrazo.
  • Las sentadillas son otro ejercicio muy eficaz en el que los glúteos se endurecen. Pueden realizarse en cualquier lugar de casa, pues consisten en subir y bajar sucesivamente en un movimiento parecido a sentarse. Lo recomendable son unas veinte repeticiones en tres series, pero cada mujer puede adaptar su capacidad a este ejercicio.
  • Otros ejercicios dentro del plan de entrenamiento semanal pueden ser de abdominales normales. La cantidad de repeticiones debe ser moderada en series de tres o cuatro. De igual manera, fortalecer la espalda nunca está de más, sobre todo después de haber soportado el peso del bebé en el interior.

Otros métodos para recuperarte tras el parto

Dar el pecho también contribuye a la mejora física de la madre. De esta forma se gasta muchas calorías cuando se desprende de leche natural y se logra adelgazar. Por otro lado, otro método interesante es utilizar una faja postparto, pues ayuda a recuperar la figura en el proceso de adelgazamiento. Eso sí, se debe saber en qué momento recurrir a ella y cómo colocarla para que sea efectiva.

Dormir boca abajo beneficia al vientre para que se aplane poco a poco. Además, relaja la espalda y piernas, llevando a una sensación de máximo placer por las noches. Por supuesto, entrando en el aspecto psicológico, conviene tener paciencia y mantenerse constante con las rutinas. La desesperación no es buena, ni tampoco ponerse plazos precipitados. Hay que dejar que el cuerpo se tome el tiempo que necesite para volver a su forma normal.

La dieta, factor clave

En alimentación, es importante seguir una dieta repleta de verduras, frutas, cereales y otros alimentos con pocas calorías, sin olvidar los pescados. Debe ser rica en minerales y vitaminas, para que también se logre un aporte nutricional que beneficie a la piel, reduzca las estrías e incremente defensas del cuerpo. Evitar grasas saturadas, frituras y alto contenido de azúcar es esencial.

Evitar a toda costa permanecer inactiva

Resulta imprescindible estar activa y no caer en el sedentarismo constante, pues esto puede ser perjudicial en la recuperación. Así, unos buenos ejemplos para no estar parada son caminar, practicar yoga o incluso sesiones de pilates cada semana. Igualmente, la práctica aeróbica de baja intensidad como la bicicleta elíptica o la natación aporta beneficios para la salud y recuperar la figura.

En casa, siempre se puede también ir de un lado para otro para no permanecer muchas horas sentada. Incluso hay que recordar que mientras se realizan tareas cotidianas del hogar como poner lavadoras, planchar, barrer el suelo o fregar igualmente el cuerpo se mueve. Estar en movimiento es importante porque se debe evitar la formación de coágulos por inactividad.

Algunos tratamientos beneficiosos

La mesoterapia corporal (microinyecciones con sustancias), la radiofrecuencia corporal Accent (con estimulación eléctrica en efecto lifting) y la presoterapia (aplicación de presión positiva) son tratamientos estéticos que combaten celulitis, grasa localizada, arrugas y flacidez mu útiles para acelerar durante este proceso la recuperación del cuerpo de la reciente mamá. Son técnicas indoloras que tienen resultados espectaculares e inmediatos.

En definitiva, con todos estos ejercicios postparto, métodos y recomendaciones para el día a día, la mujer embarazada puede recuperar su figura.