Eliminar los millium es una de las principales preocupaciones de aquellas personas que tienen estos pequeños quistes en la piel. Aunque se trata de pequeñas bolitas de color blanco o amarillo que no superan los 3 milímetros de ancho, resultan antiestéticas. 

Suelen aparecer en el rostro (muy frecuentemente en los párpados), pero también se pueden localizar en zonas del tronco y los brazos. Entre los motivos que explican su aparición, se encuentran la genética y las quemaduras solares. Estos factores provocan la acumulación de queratina en el interior de las glándulas cutáneas, que no es expulsada y da lugar a la aparición de los quistes.

Tratamientos para eliminar los millium

Es habitual que los milliums se confundan con las espinillas propias de un brote de acné. Muchas personas que los padecen creen que si los aprietan van a desaparecer, pero no es así. La única opción para eliminar los milliums de una forma efectiva y con resultados duraderos es acudir a una clínica. Allí elegirán el tratamiento que mejor se adapte a tu caso.

Láser

El láser es uno de los tratamientos más frecuentes y efectivos. A diferencia de otros métodos, no deja cicatriz, lo cual es una gran ventaja a tener en cuenta a la hora de escogerlo. El láser se aplica en las zonas afectadas con suma precisión y sin dañar los tejidos cercanos. Resulta muy cómodo para el paciente y, si las lesiones son escasas, el tratamiento se puede llevar a cabo sin anestesia local. 

Gracias al láser CO2 se consigue eliminar el quiste de forma inmediata y definitiva. Con este tratamiento se consigue hacer desaparecer la cápsula sin dejar cicatriz. Por lo general, es el más indicado para eliminar milliums en zonas sensibles del rostro, como los párpados

Peeling químico

El peeling químico es un tratamiento estético que consiste en la aplicación de una sustancia química que permite la regeneración del tejido. Se elimina la capa superficial del cutis, logrando así que desaparezcan las arrugas, las impurezas, las marcas de acné, las manchas de la edad y los milliums. 
Se trata de una exfoliación profesional, aunque en este caso se utiliza una combinación de ácidos aplicados sobre la piel a concentraciones controladas. Además de quitar los milliums, con el peeling químico se mejora la textura de la piel, se corrigen irregularidades y se eliminan las impurezas y células muertas acumuladas.

eliminar millium

Electrocoagulación

La principal ventaja que ofrece la electrocoagulación para el tratamiento de los quistes de millium es que se puede aplicar en zonas delicadas como, por ejemplo, el contorno de ojos. Además, permite la eliminación total de la cápsula. 

El procedimiento se lleva a cabo en seco, y el especialista utiliza un microscopio para realizar la electrocoagulación con la mayor precisión posible. Si durante el tratamiento ocurre un sangrado, algo poco frecuente, se controla y se retiran todos los residuos de la cápsula. El cierre se realiza con una sutura extremadamente fina para evitar que la cicatriz quede hundida. Posteriormente, se crea una pequeña costra, la cual se cae pasados unos días sin dejar marca. 

Extracción con agujas estériles

Utilizando agujas es posible vaciar todos los quistes en una sola sesión de una forma rápida y cómoda para el paciente. Este es un tratamiento indoloro, que no requiere anestesia. Con la aguja se realiza una pequeña punción encima del quiste y, a continuación, el médico presiona ligeramente para extraerlo, sin dejar marcas ni cicatrices. 

El único efecto secundario es que aparecen unos pequeños puntos de color rosa donde antes estaban los milliums, que desaparecen pasadas unas pocas horas. Estos puntos no provocan dolor y los pacientes se pueden reincorporar a sus actividades diarias inmediatamente después de la sesión.

Para evitar su aparición, el paciente debe realizar una higiene diaria con los productos recomendados por el especialista. Generalmente, se trata de lavarse la cara con jabones de pH neutro y aplicar una crema de protección solar con FPS alto. 

Retinoides tópicos

Los retinoides tópicos son muy utilizados en el tratamiento contra el acné y los milliums. Son derivados de la vitamina A y ampliamente usados en un gran abanico de trastornos de la queratinización folicular. 

Para eliminar estos pequeños quistes de queratina, generalmente se usan el ácido retinoico y el adapalene. Ambos están especialmente indicados para los quistes con lesiones inflamatorias y, además de eliminar los milliums, también mejoran la textura general de la piel. Tras este tratamiento, la cara adquiere un nuevo aspecto, más vital y rejuvenecido.

Un buen diagnóstico previo del paciente que incluya el estudio de su tipo de piel es clave para elegir el mejor tratamiento para eliminar los millium. Pese a que son indoloros y resultan únicamente antiestéticos, es importante no eliminarlos con métodos caseros y acudir a una clínica Hedonai.