¿Con ganas de empezar este periodo para preparar al máximo tu físico? Aunque el entrenamiento y la buena alimentación deben realizarse todo el año, ahora ya se empieza a hablar de una operación bikini para hombres, ¡ellos también pueden ponerse en forma, definir músculos y bajar esos “michelines” para el verano!

La operación bikini para ellos no difiere tanto de la operación bikini para mujeres, puesto que nuestros organismos no son tan distintos para conseguir un mismo objetivo: el de cuidarse para ver su mejor versión en el espejo y sentirse bien interiormente.

Operación bañador: la operación bikini para hombres

No cabe duda de que la alimentación, el ejercicio y los tratamientos estéticos también van a ir enfocados a los varones. ¿Sabes por dónde empezar? Ten en cuenta estas principales recomendaciones, aunque es imprescindible que consultes con un profesional que pueda ayudarte a definir tu tratamiento y objetivo.

Vigilar la alimentación, ¿sabes qué debes comer?

¿Has estado comiendo en exceso alimentos que no convienen durante el resto del año? Es hora de empezar nuevos hábitos. Procura eliminar todos los fritos, alimentos precocinados, bollería industrial y refrescos carbonatados. Es momento de dar paso a una alimentación saludable.

Si, además, eres una persona que ha entrenado bastante durante todo el año, especialmente actividades de fuerza (musculación o anaeróbicas), es hora de hacer una época de “definición”. De este modo, podrás reducir la cantidad de grasa acumulada e tu organismo mientras marcas los músculos que tanto llevas entrenando.

En ambos casos, recomendamos una dieta más rica en proteínas que te permita mantener la musculatura íntegra mientras bajas de peso. La cantidad de kilocalorías necesarias en tu alimentación será proporcional a tu metabolismo actual, el cual se rige por la actividad física que realices y diferentes factores como la edad, estatura y peso.

¿Qué debes comer? Empieza por aumentar la proteína magra de alimentos como pechuga de pollo y pavo. Los alimentos ricos en grasas saludables, como los frutos secos, el aguacate o el pescado azul, también son imprescindibles, a pesar de que contienen mayor valor energético. Procura reducir tu consumo semanal de alimentos muy ricos en hidratos de carbono, como el pan o la pasta. Un profesional puede ayudarte a establecer un plan dietético acorde con estos macronutrientes para conseguir tu objetivo.

Si te estás preguntando si puedes sustituir comidas por batidos proteicos, éste puede ser el caso pero consúltalo con un profesional.

¿Qué ejercicios pueden ser necesarios?

Lo que muchos intentan es conseguir definir musculatura (o incluso aumentarla). Lograr marcar los abdominales (el llamado six pack) y el resto de musculatura es un reto para muchos. Recuerda que, si haces actividad física de fuerza (musculación), no quemas la grasa de alrededor, simplemente aumentas el tamaño del músculo. Así que combinarlo con una alimentación adecuada puede ser más que necesario para ver los mejores resultados.

Para los abdominales, empieza por uno muy sencillo. Colócate sentado en un banco y levanta las piernas. Dobla las rodillas e inclínate hacia atrás en un ángulo de aproximadamente 45 grados. Con un movimiento similar al de una tijera, dobla la parte superior de tu cuerpo hacia la pelvis, mientras redondeas la espalda y levanta las rodillas hacia la cabeza, haciendo que tu cuerpo se vea como una V. Procura mantener la posición durante 30 segundos y haz tantas repeticiones como puedas.

Si vas al gimnasio, hay una máquina a la cual no debes faltar nunca. Es la máquina de remo, una de las que más te pueden ayudar al activar muchos grupos musculares. De hecho, puedes trabajar músculos superiores (hombros, pectorales, brazos y espalda) mientras involucras los muslos, glúteos y, en menor medida, los abdominales. Una máquina más que completa.

Así mismo, también es recomendable incorporar el entrenamiento con pesas o el entrenamiento funcional, utilizando tu mismo cuerpo como “carga”. Las dominadas son un ejemplo de entrenamiento que pueden poner a trabajar tus músculos superiores y abdomen.

Tratamientos corporales estéticos

Puedes combinar tus rutinas diarias con la eliminación de grasa corporal. LPG y cavitación, son procedimientos estéticos muy recomendables. La mesoterapia es una técnica médico estética muy demandada al conseguir resultados más que efectivos a la hora de movilizar y reducir la grasa corporal. La presoterapia también puede ser un coadyuvante excelente, al eliminar la retención de líquidos.

Reducir la grasa abdominal o la barriga también es posible con un tratamiento de radiofrecuencia, utilizándose incluso para reducir la celulitis que también tiene cabida en hombres.
Ante todo, márcate unos objetivos realistas e intenta cumplirlos para esta operación bikini. Este proceso puede ser más complicado, puesto que muchos buscan ganar músculo y perder grasa al mismo tiempo, un asunto muy complejo de abordar puesto que el cuerpo es más complicado de lo que se cree. Por eso, siempre debes guiarte por la ayuda profesional y coadyuvar tu actividad y alimentación con tratamientos estéticos y médico- estéticos. Sobre todo, la constancia y el esfuerzo es lo que van a dar grandes resultados.

Aún estás a tiempo de conseguir el cuerpo que deseas para este verano, pero sino, siempre puedes hacer la operación bikini express, y conseguir la mejor versión de ti.