La eterna duda. ¿Es la depilación láser algo diferente a la fotodepilación? ¿Qué elijo? ¿Fotodepilación o láser? Realmente, fotodepilación abarcaría ambos términos, pero se ha usado para hacer una diferencia evidente entre láser y luz pulsada. De este modo, tenemos depilación láser y fotodepilación o luz pulsada.

Ventajas de la depilación láser

Las ventajas más notables de emplear la depilación láser como tratamiento para la eliminación del vello son, entre otras, su precisión, ya que actúa directamente sobre el folículo piloso, y la baja probabilidad de que produzcan daños. El riesgo de sufrir quemaduras o irritación es mayor si se emplea la técnica de la fotodepilación o luz pulsada. Además, en zonas como ingles y axilas en las que el grosor de la piel es menor, las ondas del láser actúan más efectivamente que las de luz pulsada.

Y, aunque según un estudio llevado a cabo en 2008 con el título “Hábitos estéticos de los españoles”, un gran porcentaje de gente prefiere recurrir a métodos anticuados como la cera, cuchillas, etc, cada día acuden más personas a las clínicas de Médicia Estética, optando por un método de eliminación permanente del vello, ya sea fotodepilación (luz pulsada) o depilación láser.

Y aunque los efectos secundarios del láser no son graves, para evitar riesgos innecesarios es importante que acudas a un centro en el cual te garanticen un resultado perfecto y sin consecuencias negativas. Los centros Hedonai, repartidos por toda España, respaldan su profesionalidad con más de 20 años de experiencia.