Si hablamos de hiperhidrosis puede que  no nos entiendan o que simplemente, no sepan a qué nos referimos. Pero si decimos problemas de sudoración excesiva tanto palmar como axilar, principalmente, estamos ante un problema más común de lo que parece.

La hiperhidrosis, como hemos indicado, es un exceso de sudoración que afecta principalmente a las palmas de las manos y los pies, las axilas o la cara. Un problema que puede llegar a ser más grave de lo que pensamos y que,  puede provocar en muchos casos alteración de la vida social, haciendo incluso incómodo el hecho de dar la mano para saludar a alguien o de levantar un brazo, pues la ropa puede estar empapada en sudor.

Este exceso de sudor está provocado por una sobreactividad de las glándulas sudoríparas de esas zonas del cuerpo, que producen más cantidad de sudor de la necesaria para controlar la temperatura normal del organismo. Esta alteración suele iniciarse en la infancia o pubertad, y normalmente dura toda la vida.

En Hedonai, ya son muchos lo pacientes que han sido tratados por nuestros médicos gracias a la aplicación de toxina botulínica tipo A, que ayuda a disminuir o eliminar el exceso de sudoración en pacientes con hiperhidrosis severa focal.