Las necesidades actuales de la sociedad han determinado un incremento notable de la demanda de Tratamientos de Medicina Estética y, en suma, una serie de posibilidades terapéuticas mucho más variadas y ricas que hace unos años. No sólo en términos de seguridad para el paciente,  sino también en lo referente al resultado conseguido y las posibilidades que se nos ofrecen.

Hoy en día, existen multitud de tratamientos con los que podemos tratar factores como la sequedad y deshidratación de la piel, los primeros signos del envejecimiento, las arrugas, las depresiones y surcos, las pérdidas de volumen,  la flacidez, las manchas, etc.

Es evidente que todas las personas somos diferentes y, que, como profesionales, al realizar un diagnóstico para nuestros pacientes debemos tener en cuenta todos los factores como edad, calidad de la piel, pérdida de volumen, fotoenvejecimiento o flacidez, pero también aquellos elementos externos como el clima e hidratación, alimetación, tóxicos (tabaco), e incluso las circunstancias laborales y sociales de cada uno.

En Hedonai, disponemos de diferentes tratamientos según las necesidades de cada paciente que nos permiten, tras realizar un diagnóstico adecuado, conseguir los mejores resultados para mejorar su estética.  Gracias a la medicina estética potenciaremos nuestros puntos fuertes, tratando nuestros puntos débiles, sin dejar de ser nosotros mismos.