Contar con unos labios de aspecto joven y voluminoso es un rasgo de sensualidad que hace a cualquier persona más atractiva. Una bonita sonrisa proporciona un gran atractivo, pero con el paso del tiempo los labios se afinan y alargan dando a nuestra expresión cierta dureza.

El tratamiento de relleno de labios o perfilado labial nos ayuda a dar volumen y a dulcificar nuestro aspecto. La mejoría en los labios debe de ser sutil, no se puede sobrepasar lo que la naturaleza ha determinado, de forma que es muy importante atender a otros aspectos de la cara como la forma, el tamaño de los ojos, cejas, el color de la piel y del pelo para evaluar previamente si el aumento de volumen favorecerá a esta persona.

El tratamiento se realiza de forma muy sencilla y el resultado es inmediato y muy natural.