Seguro que has oído hablar mil veces sobre los riesgos de realizarse un peeling químico facial y, en efecto, estos riesgos existen con algunos tratamientos y sustancias concretas. Por ello, antes de descartar opciones y desterrar estos tratamientos, es importante que tengas la mayor información posible a tu alcance.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos con peeling, sus riesgos, beneficios y cuál es el más recomendables para hacerse durante el verano.

¿Cuáles son los riesgos?

En el mercado existen numerosos tratamientos de exfoliación profunda o peelings químicos. Este tipo de tratamientos actúan en la piel con una mayor o menor agresividad llegando a producir incluso descamación en la piel y ampollas posibles quemaduras tras su aplicación.

Entre otros efectos secundarios de optar por este método, queremos hacer especial hincapié en estos inconvenientes y contraindicaciones que tienen lugar tras la aplicación de este tipo de sustancias.

  • Aparición de picores y alergias en la piel del rostro. Este es uno de los problemas más habituales para quienes se someten a un tratamiento químico agresivo.
  • Irritación y mayor sensibilidad en el cutis. La piel del rostro quedará visiblemente irritada y enrojecida.
  • El post tratamiento conlleva un mayor tiempo de recuperación y regeneración de la piel. Esta se llevará a cabo de forma más lenta dado lo invasivo del producto.
  • Se corre el riesgo de sufrir hipopigmentación o hiperpigmentación. Esto quiere decir que pueden suceder 2 cosas: que en algunas zonas de la piel tenga lugar un aclaramiento de varios tonos o, por el contrario, que haya zonas de la epidermis en la que sea visible la aparición de manchas o melasma.
  • Si el producto contiene un exceso de sustancias químicas o estas sustancias se exponen durante un excesivo tiempo pueden aparecer quemaduras o incluso cicatrices en la piel tras su aplicación.
  • El proceso y exposición del tratamiento puede resultar doloroso o molesto llegando a requerirse en algunos casos la aplicación de crema anestésica.

Tiene más beneficios que peligros

Es cierto que la lista de riesgos o contraindicaciones es extensa, pero recuerda que estos efectos solo tienen lugar cuando te realizas un tratamiento invasivo con productos químicos altamente agresivos. De ahí, la importancia de que conozcas en qué consisten en estos métodos, cuáles son sus riesgos y, sobre todo, qué alternativas inocuas y no invasivas para la piel puedes encontrar.

Por ello, ahora vamos a profundizar en las alternativas no agresivas para la piel y cuáles son las recomendaciones que debemos tener en cuenta antes y después de realizarnos este tipo de tratamientos.

¿Son todos los peeling igual de peligrosos?

La respuesta es un rotundo no. Existe un tratamiento totalmente inocuo y no invasivo con el que se pueden realizar peelings incluso en verano y conseguir resultados espectaculares. Se trata del tratamiento con PRX T-33.

Este novedoso tratamiento formulado con ácido tricloroacético (TCA) y peróxido de hidrógeno consigue que se produzca una modulación del hidroxiácido (TCA), consiguiendo penetrar de una forma más rápida en la dermis activando así el proceso de regeneración de la piel al igual que consigue proteger la epidermis . Al llevar peróxido de hidrogeno en su composición, minimiza los efectos agresivos que tiene un peeling químico facial convencional. El proceso se realiza sin agujas y es totalmente indoloro.

Algunas de los principales beneficios del tratamiento Biofacial 24 horas con PRX-T33 son:

  • Mejora la apariencia de la piel sin dañarla.
  • Ideal para combatir la flacidez.
  • Eficaz contra cicatrices de acné, estrías…

Por todos estos motivos, se ha convertido en uno de nuestros tratamientos estrella, sin complicaciones, no fotosensibilizante, activador de cualquier otro tratamiento facial y perfectamente combinable. Un tratamiento regenerador cutáneo de primera magnitud que rejuvenece y mejora el estado de la piel con resultados inmediatos y visibles.

Recomendaciones para hacerse un peeling químico facial

Antes y después de la realización del peeling químico facial hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones fundamentales, sobre todo si te haces el peeling en verano. Recuerda que tan importante son los cuidados posteriores como la preparación previa.

¿Qué hacer antes de realizarse este tipo de tratamiento?

  • Es muy importante que evites las exposiciones prolongadas al sol, al menos en las 3-4 semanas previas.
  • Tu piel debe estar limpia por lo que sería ideal que te realizaras una higiene facial antes del tratamiento.
  • Utiliza cremas con ácido glicólico, salicílico o láctico. Te ayudarán a preparar la piel.

Cuidados posteriores

El consejo fundamental es proteger la piel. No debes seguir ningún tratamiento posterior ni tener especial cuidado ya que, como te comentamos, es un tratamiento totalmente inocuo y no invasivo. Pero después de realizar este tipo de procedimientos, la protección de la piel frente a los rayos UVA y UVB es fundamental.

Como ves, no hay motivo para no poder realizarse un peeling químico facial, ahora tienes una alternativa ideal para poder presumir de piel impecable durante todo el año. Lo único que debes tener en cuenta es elegir el tratamiento adecuado, dejarte asesorar por buenos profesionales y a presumir de piel.