El peeling es una técnica que sirve para exfoliar la piel, que permite destruir la epidermis y la dermis siempre de una forma controlada y limitada, regenerando también las capas destruidas y estimulando las ocultas.  Como consecuencia, elimina las células muertas de la superficie de la piel.

Os recomendamos esta técnica, ya que puede hacerse en todo tipo de pieles y sus resultados son rápidos y visibles: la piel se transforma obteniendo brillo, mejora su color, suaviza las arrugas finas y elimina manchas de la cara.

Siempre bajo supervisión médica, este tratamiento es personalizado, pues depende del tipo de piel que tengas te realizarán un peeling más o menos fuerte. Al igual que depende  de los beneficios que quieras obtener.

Es muy común realizarse este tratamiento después del verano, pero por si no lo sabes los peeling en verano también se pueden hacer. Lo único que después del verano, sobre todo una vez que perdemos el color tras dejar de tomar el sol, puede ayudarnos a estimular nuevas células.

¡Prueba este tratamiento y sentirás tu piel mas compacta y elástica!

¡Sentirás tu piel mas joven!