Ahora algunos científicos piensan que sí. Según un articulo publicado por la revista Cell, investigadores de EEUU y Australia han conseguido revertir este proceso en ratones y esperan poder realizar pruebas clínicas en humanos en 2014.

Biológicamente, según el Dr Sinclair, profesor de Genética de la Universidad de Medicina de Harvard, el envejecimiento celular se debe a la falta de oxígeno, ya que las mitocondrias -que son nuestro motor energético- no son capaces de convertir la glucosa en la energía que la célula necesita para funcionar.

Sinclair y sus colegas han descrito un componente natural que se forma en las células jóvenes y que con la edad disminuye, pero que al ser “repuesto” hace que las células viejas “revivan”. En un experimento con ratones, observaron que, administrando esta sustancia llamada NAD durante 1 semana a ratones de 6 años, sus células rejuvenecían y se asemejaban a las de  los ratones de 6 meses. En humanos equivaldría al rejuvenecimiento celular de una persona de 60 años hasta los  20.

Cuando el NAD cae por debajo del 50% en mamíferos, la comunicación y la formación de energía por parte de la célula decae de tal forma que se vuelve vulnerable a los ataques que provocan el envejecimiento: inflamación, pérdida de masa muscular, metabolismo enlentecido y a las enfermedades propias de la edad: diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, etc.

Se comprobó que el NAD, que se mantiene en niveles altos en edad joven con una dieta adecuada y ejercicio, disminuye  en el caso de los ratones, hasta un 50 por ciento. Reponiendo las cantidades de NAD han logrado que la célula vuelva a sentirse joven y recupere sus funciones

¿Habrán encontrado el elixir de la eterna juventud?

Lo mejor es saber que, cada día el envejecimiento y sus manifestaciones nos resultan mas conocidos y por ello mas fáciles de tratar.