1. ¿Puedo depilarme cualquier zona con láser?

Sí. El láser se utiliza para depilar tanto el vello facial como el de las zonas corporales más sensibles.

2. ¿Es doloroso?

Se perciben sensaciones de frío/calor muy breves. Además, en caso de sensibilidad al dolor se puede aplicar previamente un anestésico en crema. El test de prueba va a permitirnos determinar, dependiendo del grado de sensibilidad del cliente, si va a ser necesaria la utilización del anestésico o no.

3. ¿Cómo se elimina el vello?

El vello se va eliminando de manera progresiva. En la consulta informativa se determina el comienzo del tratamiento y se pauta el intervalo de tiempo entre las sesiones, que van de 2 a 3 meses, según la zona a tratar.

Desde el momento en que empezamos la depilación láser nunca debemos utilizar sistemas de depilación que eliminen el vello de raíz (cera, pinzas, etc…), ya que resta eficacia al método. Como consecuencia de la evolución del tratamiento, se va viendo que éste es cada vez más fino y se va reduciendo su densidad. Después de las primeras sesiones, comprobamos que hay menos vello y que, el que todavía queda, tarda más en volver a salir, prolongándose el intervalo entre sesiones a 3, 4 e incluso 6 meses hasta desaparecer.

4. ¿Cuánto dura cada sesión?

Es un tratamiento rápido. La duración depende de la extensión de la zona (desde 5 minutos el labio superior, 15 minutos unas axilas o ingles, hasta 2 horas unas piernas completas). Después de cada sesión se puede continuar la actividad normal, ya que tras el tratamiento solo queda un ligero enrojecimiento transitorio en la piel, que tarda unos minutos en desaparecer.

5. ¿Qué diferencias existen entre los láseres utilizados para depilar?

En los últimos años han surgido diversas técnicas de depilación que a veces se prestan a confusión y se engloban bajo el término de ‘depilación láser’ o ‘fotodepilación’. La fotodepilación es un término genérico que define a todos los sistemas de depilación por luz, y la depilación láser es un sistema de depilación por luz que permite actuar de forma selectiva sobre el vello, sin dañar los tejidos ni la piel.

En Hedonai contamos con una plataforma de diferentes láseres para lograr la depilación más eficaz. Así pues, el láser tiene que tener la potencia y la longitud de onda capaz de captar la melanina del pelo para conseguir la mejor evolución, y debe estar controlado por un especialista para no ocasionar ningún daño enla piel. Aquellos que no cumplen estas condiciones suelen ofrecer sesiones de depilación más baratas, pero al no utilizar la potencia y longitud de onda correcta, no son tan eficaces y son más caros para el cliente.

Además, ahora Hedonai presenta el Láser Soprano, un láser apto para todo tipo de pieles incluyendo la piel bronceada. Se puede obtener unos resultados excelentes tras varias sesiones de corta duración, incluso en verano. Es el único láser capaz de eliminar el vello en pieles oscuras y bronceadas sin riesgos de producir manchas o quemaduras, y de erradicar permanentemente el vello más fino (a excepción del vello canoso).