Un tratamiento flash facial es una de las mejores opciones para utilizar cuando no cuentas con demasiado tiempo y necesitas resultados de manera inmediata. Es uno de esos tratamientos imprescindibles cuando te ha surgido un evento de última hora y no tienes suficiente tiempo para realizar todos los cuidados que sueles llevar a cabo para esta clase de situaciones.

Lucir espectacular de forma rápida

 con tratamiento flash faciales

Aquí vas a encontrar los mejores trucos, tratamientos y consejos de acción inmediata para tener una piel maravillosa y un aspecto increíble sin necesidad de esos largos y costosos procesos a los que estamos acostumbradas.

Si eres una persona que tiendes a cuidarte de forma habitual, estos consejos van a resultarte realmente cómodos y adecuados. Los principales que deberías probar son:

Radiofrecuencia

Es un tratamiento lifting que en una sola sesión te proporciona este efecto. Sin duda, es de los mejores tratamientos flash.

Consiste en aplicar calor sobre el rostro para activar el colágeno y producir, de esta forma, un efecto tensor de inmediato. De entre sus beneficios se pueden destacar que iguala las alteraciones de los pigmentos, elimina la flacidez del cuello y el rostro, tiene un efecto lifting desde la primera sesión y tu piel aparece rejuvenecida y con brillo.

Consigue una piel exfoliada, una mirada joven y un cabello brillante y sedoso

Si no tienes tiempo suficiente para acudir a un profesional o quieres tener una sesión de belleza en la comodidad de tu casa, existen acciones “de emergencia”:

  • Para conseguir una mirada más joven, puedes realizar una infusión de manzanilla y colocar las bolsitas sobre tus ojos. De esta forma, reducirás la hinchazón y tus pestañas se hidratarán. Es conveniente realizar esto antes del maquillaje, para conseguir que tu mirada luzca fresca y sin cansancio.
  • Exfolia tu piel. Con una mascarilla de arcilla verde conseguirás oxigenar los poros y limpiar la piel. De inmediato sentirás tu rostro más terso. Aunque hay varios tipos de arcillas, la verde mezclada con pepino limpia y exfolia en profundidad.
  • Puedes crear una mascarilla con miel, claras de huevo y aceite de almendras. Tras 20 minutos notarás la diferencia.
  • En cuanto al cabello, si necesitas revitalizarlo puedes crear una mascarilla nutritiva con tres cucharadas de aceite de sésamo y una cucharada de jengibre en polvo.

Productos imprescindibles

Además de estas ideas caseras puedes encontrar una gran variedad de productos que te ayudarán a conseguir resultados inmediatos y espectaculares:

  • Ampollas flash: Son unas ampollas tensoras que tienen la función de hidratar, redensificar y reafirmar al instante. Lo más recomendable es escoger aquellas que tienen una base de Vitamina C, ya que son antioxidantes.
    De entre sus beneficios podemos destacar que difuminan al instante las arrugas y líneas de expresión, aportan una firmeza inmediata y, además, la textura de tu piel se iguala y redensifica. La piel adquiere una tonalidad brillante y con sensación de frescura.
  • Cremas intensivas: Si aplicas una ampolla flash y la refuerzas con una crema intensiva el resultado será mucho mejor. Aplícala correctamente en cuello, rostro y escote para notar todos sus efectos.
  • Existen productos que te ofrecen una exfoliación profunda y, además, hidratan la piel con resultados maravillosos en tan solo 15 minutos.
  • Otra de las formas de lucir radiante es comprar en un centro de medicina estética una mascarilla que hidrate en profundidad. Consigue una piel más hidratada, firme y tersa.

Maquillaje y efecto óptico

Es el momento idóneo para abordar los últimos retoques. Para ello puedes optar por estos trucos de maquillaje que los profesionales del sector realizan desde hace muchos años. ¿Has oído hablar del strobing y el contouring?

  • El strobing es una técnica natural que permite, mediante la aplicación de brillos en zonas muy estratégicas, lucir un rostro con un aspecto mucho más joven, ya que luce más jugoso y con más luz.
    Las zonas ideales para colocar el brillo nacarado son el lagrimal, la ceja, el labio superior, los pómulos y la punta de la nariz.
  • El contouring es otra técnica de maquillaje que combina los tonos claros y los oscuros para estilizar y modelar las facciones del rostro. Para usarlo de manera correcta deberás utilizar un tono marrón oscuro en las aletas de la nariz, al igual que a los lados de la frente o los pómulos donde vas a crear sombras.
    El tono más claro lo añadirás en el hueso de la ceja, en la punta de la nariz, en el lagrimal, en el arco de cupido y en la parte alta del pómulo.

Con todos estos consejos flash, conseguirás lucir espectacular en tan solo un ratito, bien sea desde casa o desde tu centro de confianza donde sabes que estarás en buenas manos.