Las uñas quebradizas son aquellas uñas que se rompen o se doblan con más facilidad de lo habitual, por lo que necesitan una protección adicional para evitar las molestias que genera esta situación.

¿A qué se deben las uñas quebradizas?

No existe únicamente una razón por la que las uñas se vuelven más frágiles de lo normal y se quiebran o se doblan cuando antes no lo hacían.

Las uñas se pueden debilitar por el paso del tiempo, es un signo habitual del envejecimiento por el que todos pasamos. Pero también puede producirse porque las limas demasiado.

Hay otros factores que pueden influir en la aparición de este problema:

  1. Una mala alimentación. Si tienes una alimentación diaria que tenga una deficiencia en vitamina A, en vitamina B, en cinc, hierro o calcio, puede influir en la salud de tus uñas y provocar que pierdan parte de su dureza.
  2. Problemas de salud. Hay determinadas enfermedades, como pueden ser la anemia y algunas alteraciones hepáticas y renales, que pueden afectar a tus uñas volviéndolas más frágiles de lo normal, permitiendo que se rompan y se doblen con más facilidad.
  3. La acción directa de determinados agentes externos. Es otra de las causas por la que puedes sufrir de uñas frágiles. El cambio del estado de tus uñas puede verse alterado por contacto con productos de limpieza, determinados productos químicos o detergentes.
  4. Falta de nutrientes. Además de las vitaminas y minerales anteriormente mencionados, hay otros, como el caso del sílice, que pueden provocar la debilidad de las uñas cuando tienes carencia de ellos en tu organismo.
  5. Padecer alguna infección en los dedos. Si, por ejemplo, tienes una infección por hongos, tendrá un efecto directo sobre el estado de salud de tus uñas y su dureza y aspecto.

¿Cómo puedo tratarlas naturalmente?

Existen una serie de remedios caseros que te pueden ayudar a combatir las uñas quebradizas sin tener que recurrir a medicamentos. Con estos remedios, te será más sencillo que vuelvan a recuperar su salud y a lucir con un buen aspecto.

Infusiones de cola de caballo

Esta infusión se encargará de aportar a tu organismo los minerales que te ayudarán a fortalecer tus uñas. Hay que preparar la infusión en una taza de agua con una cucharada pequeña de cola de caballo y tomarla una vez al día.

Si no eres muy de infusiones, tienes otra alternativa. Puedes recurrir a su extracto y echar 15 gotas a un zumo o a un vaso de agua y tomarlo dos veces al día.

Infusiones de raíz de bardana, centella asiática y diente de león

Estas plantas te aportarán minerales esenciales para el correcto funcionamiento de tu organismo. Puedes preparar esta infusión con una sola de las plantas o con una mezcla de las tres. Lo importante es tomar la infusión un par de veces al día.

Aceite de oliva

Este oro líquido te dará dureza y humectación a tus uñas. Debes calentarlo un poco, no demasiado y, después, añadirle unas gotas de limón. Cuando lo tengas preparado, pon las uñas en remojo durante aproximadamente 5 minutos y luego retíralas.

Sin enjuagarlas, las tienes que poner dentro de unos guantes de algodón y dormir con ellos puestos toda la noche.

Cebolla

Corta la cebolla por la mitad y clava las uñas directamente en ella durante unos 5 minutos. Cuando pase el tiempo, no te las enjuagues, deja que se sequen al aire y comprobarás que los resultados son muy buenos.

Ahora ya sabes qué puede provocar que tus uñas se debiliten y algunos remedios para combatir las uñas quebradizas que te pueden ayudar a mejorar su aspecto y su dureza.