Solicita tu primera cita
¡Gratis!

Tratamientos corporales

Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que afecta principalmente a las palmas de las manos y los pies, las axilas o la cara.

Causas de la hiperhidrosis

  • Este exceso de sudor está provocado por una sobreactividad de las glándulas sudoríparas de esas zonas del cuerpo que producen más cantidad de sudor de la necesaria para controlar la temperatura normal del organismo. Esta alteración suele iniciarse en la infancia o pubertad y normalmente dura toda la vida.
  • En determinadas situaciones, estas glándulas funcionan de forma excesiva fabricando una cantidad mayor de sudor. A esta situación se le denomina hiperhidrosis localizada. Cuando afecta básicamente a las manos y a los pies, entonces se conoce como hiperhidrosis palmoplantar (HPP). Cuando afecta básicamente a la región axilar se conoce como hiperhidrosis axilar (HA).
  • La HA y la HPP pueden alterar el ritmo normal de la vida, ensuciar ropa, papeles y objetos que se cogen con las manos, estropear el calzado y sobre todo dificultar la vida social de quien la padece por su renuncia a saludar con la mano o a emplearla como instrumento de comunicación afectiva.
  • La causa de la HPP es desconocida, aunque se sabe que las glándulas sudoríparas de estas regiones funcionan de forma anormal.

Beneficios y ¿Cómo tratarlo?

Beneficios

  • Eliminación del antiestético exceso de sudor.
  • Permite llevar una vida social normal, recuperando la autoestima ya que el exceso de sudor, puede suponer un verdadero problema para el que lo sufre.
  • Consigue resolver el problema en las épocas más calurosas del año
  • En el caso de axilas, es toda una liberación poder disfrutar de la moda y vestir con lo que más nos guste.
  • Permite controlar la alteración de las glándulas sudoríparas.
  • Obtiene resultados duraderos 5-6 meses.
  • Ideal realizarlo cuando se inicia la temporada estival o en aquellos momentos en los que el cliente lo necesite.
  • El efecto se va perdiendo progresivamente

 

¿Cómo tratarlo?

  • El tratamiento se realiza mediante pequeños pinchazos de toxina botulínica en la zona a tratar, separados aproximadamente por 1 cm, y abarcando todo el área que se desee tratar.
  • Se hace con una aguja muy fina y poco molesta, tanto que en el caso de la axila no necesita anestesia y es prácticamente indoloro.
  • La administración se realiza mediante inyecciones en la zona afectada por la hiperhidrosis. La dosis exacta y el número de puntos de inyección se ajustarán en cada caso, aunque la dosis media sería de 50 U* por axila.
  • El inicio del efecto anhidrótico suele notarse 5 días después del tratamiento y la máxima respuesta se alcanza en menos de 10 días. La duración media del efecto es de 4-6 meses.
  • En el caso de la mano si se necesita anestesia ya que molesta un poco más. A los 15 días se hará una revisión por si hay zonas que aún son capaces de liberar sudor y en ese caso se inyectarán unas unidades más de toxina.

¿Cómo se aplica el tratamiento?

Tratamientos para Hiperhidrosis