El edema puede aparecer por la abundante ingesta de sodio. Esto provoca retención de líquidos en los ojos (concretamente en los párpados), en las piernas, el abdomen e, incluso, los brazos. Cuando te notas las bolsas en los párpados inferiores puede deberse a muchos factores, como la falta de sueño. Estas se distinguen por presentar un color oscuro, flacidez y una leve hinchazón. Son muchos los motivos por los que aparecen. A continuación te los contamos.

Causas de la retención de líquidos en los párpados

Las bolsas hinchadas de los ojos pueden darse a cualquier edad, lo que explicaría una de las causas. Aunque a veces este problema, que se distingue especialmente cuando te despiertas por la mañana, puede deberse a diferentes cuestiones, como tu dieta diaria, una forma de vida muy ajetreada o una enfermedad subyacente.

¿Cómo distinguir que estás reteniendo líquidos?

La retención de líquidos suele estar precedida de una cena alta en sodio, por ejemplo. Cuando se hinchan las piernas y el abdomen, es probable que, mientras duermes, ese líquido acumulado llegue hasta tus ojos, por el hecho de estar tumbado. De ahí que por la mañana se haga más notorio.

Las bolsas debajo de los ojos son una clara prueba de que estás reteniendo líquido. A esto se le suman la flacidez de la piel de esa zona que, al mismo tiempo, aparece hinchada. Es normal que también se dé una tonalidad oscura.

En caso de que esta hinchazón llegue a enrojecerse y te produzca picor e, incluso, dolor, deberás consultar con el médico, ya que puede tratarse de otro problema no relacionado con la acumulación de líquido.

¿Por qué la retención de líquido afecta a los ojos?

La retención de líquidos puede ser una afección normal cuando se consume mucha sal. Muchas veces no somos conscientes del sodio que contienen muchos alimentos y tenemos la mala costumbre de hacer uso del salero. Aparte, llevar una dieta pobre en agua, fruta y verdura, puede afectar hasta el punto de producir edema.

Otro motivo es la genética. Muchas personas se preguntan por qué tienen bolsas en los ojos si mantienen una dieta adecuada, además de cuidar meticulosamente las horas de sueño. La respuesta, en muchos de estos casos, es la herencia. Solo tienes que recordar algunos de los antecedentes en tu familia, si tus padres también tienen o tenían las bolsas en los ojos o, incluso, tus abuelos.

Las alergias también pueden ser causantes de esta inflamación en la parte baja de los ojos. Quizás puedas reconocer este problema si tienes en cuenta la estación del año en que te suele suceder.

Existen problemas hormonales que conllevan esta hinchazón y las respectivas bolsas. Pero, de nuevo, habrá que recurrir a la cuestión genética para explicar la causa.

El fallo renal es un problema muy común. Cuando los riñones tienen dificultad para eliminar desechos del organismo o hay dificultad para la micción, el agua se retiene en el cuerpo, ocasionando esta retención que, en muchas partes del cuerpo, puede llegar a ser dolorosa.

Prevención de la retención de líquidos

En general, la retención excesiva de líquidos en cualquier parte del cuerpo tiende a ser muy molesta, sobre todo cuando estamos acostados. Existen casos en que el agua acumulada llega a los brazos, causando un dolor poco soportable.

Aunque mucha gente tiene la creencia de que cuanta más agua se toma, más se retiene, en realidad esto es un error. Ante la falta de agua, el cuerpo tiende a retener fluidos para compensar este problema. Por lo que, si consumes la suficiente agua, puedes evitar retener fluidos corporales. Del mismo modo, tampoco es bueno sobrepasar el máximo de agua que permite tu organismo.

Tener una buena dieta, rica en verduras y en fruta es esencial. Pero a esto hay que sumarle un descanso adecuado, de alrededor de 7 horas.

Ten en cuenta que con el calor, los vasos sanguíneos se dilatan y puedes llegar a hincharte. En este caso, la hidratación es muy importante. Piensa que pierdes líquidos a través del sudor, así que debes reponerlo.

Métodos para mejorar el aspecto de tus ojos

Hay soluciones y remedios caseros para bajar la hinchazón de los párpados que pueden probarse antes de recurrir a la cirugía. Algunos de ellos son:

  • Aplicarte cremas específicas para el contorno de los ojos.
  • Las compresas frías también, un buen remedio para bajar la hinchazón.
  • Lavarte la cara con agua fría por las mañanas, para reducir el efecto de las bolsas de los ojos.
  • Mantener una dieta equilibrada
  • Dormir las horas necesarias

Si la retención de líquidos en los ojos se debe a factores genéticos o a otras causas subyacentes y el médico da el visto bueno a una intervención o tratamiento para eliminar el exceso de líquidos, se puede recurrir a las siguientes medidas:

  • Tratamiento con ácido hialurónico o bótox. Puede ser una solución muy efectiva para eliminar esos surcos que, con el tiempo, se forman alrededor de los ojos.
  • Tratamiento Ultimate Eye. Muy efectivo, debido al uso de varios compuestos que, entre otras cosas, irán desvaneciendo la pigmentación oscura de las bolsas.

Las bolsas de los ojos suele representar más un problema estético que físico. Aunque, en ocasiones, pueden verse implicadas enfermedades genéticas, los párpados hinchados se pueden corregir.