Solicita tu primera cita
¡Gratis!

Todo sobre depilación láser

La eliminación del vello facial o corporal es tratada en HEDONAI combinando diferentes tipos de láseres, o con la depilación eléctrica computerizada. El tratamiento personalizado y adaptado a cada cliente es la clave para obtener un buen resultado. Las pautas que nos del médico o el técnico, unidas en ciertos casos a una consulta hormonal, son necesarias para lograr unos resultados satisfactorios en la eliminación permanente del vello.

Guía útil de depilación láser

Para todos aquellos que pueden tener dudas antes de realizarse un tratamiento hemos elaborado esta guía de preguntas frecuentes con el fin de resolver todas las dudas sobre depilación láser.

¿En qué consiste la depilación láser?

El láser es el sistema de depilación mas seguro, eficaz y duradero de eliminación del vello.

Consiste en un haz de luz (de color rojo) que capta la melanina del pelo (tonalidades oscuras) y utiliza este como un hilo conductor, llegando a la raiz donde se encuentran las células germinativas, que son las causantes del crecimiento del vello, y las destruye/atrofia.

Solo los folículos en fase de crecimiento pueden ser destruidos, en Hedonai empleamos técnicas y temporalidades que hacen del láser el sistema mas efectivo, ya que cuanto mas se respeten los plazos entre sesión y sesión mas eficiente y rentable será la depilación, consiguiendo una reducción progresiva y permanente del vello..

¿Para quién está indicada la depilación láser?

Cualquier persona puede someterse a un tratamiento de depilación láser. si bien es cierto que el vello rubio, pelirrojo y las canas no responden al tratamiento de Depilación por Láser puesto que no tienen melanina para ser captado por el haz de luz.

Dependiendo de cada persona el número de sesiones necesarias, se puede eliminar prácticamente todo el vello de las axilas, ingles o piernas. La cara o la espalda requieren un mayor número de sesiones durante mayor tiempo, ya que estas zonas son dependientes de la estimulación hormonal. Las sesiones de tratamiento se realizan una vez ha salido el vello de nuevo, lo cual ocurre a los 2, 3 ó 4 meses después de la sesión anterior, dependiendo de la zona tratada.

¿Cómo se realiza la depilación láser?

Antes de la cita el paciente debe cumplir una serie de indicaciones para poder recibir el tratamiento:

  • Acudir con la zona a tratar previamente rasurada con 3 o 4 días de antelación.
  • Uso de cremas anestésicas según indique el médico ya que los pulsos del láser pueden resultar molestos si el pelo bajo la superficie de la piel es especialmente abundante, oscuro o grueso.
  • Comunicar si toma de alguna medicación en días previos y/o el día de la sesión de Depilación Láser, y además, si ha habido alguna patología o enfermedad nueva desde la última sesión.
  • La piel deberá estar limpia y seca para proceder al tratamiento (eliminar restos de desodorante, anestésicos tópicos, maquillaje…).
  • No haber utilizado cremas autobronceadoras ni productos decolorantes del vello al menos una semana antes de la sesión de tratamiento.
  • Se recomienda no aplicar una crema anticelulítica en la zona a depilar el mismo día antes de la sesión.
  • Debemos evitar tomar el sol y utilizar autobronceadores los días previos a la depilación, para evitar la coloración de la piel.

Una vez que nos decidimos a hacernos la depilación láser, debemos dejar de depilarnos con métodos que arranquen el pelo de raíz, ni ceras, ni pinzas, ni aparatos tipo silk-epil. Sin embargo, nos podemos rasurar con cuchilla siempre que queramos.

¿Cuántas sesiones se necesitan para que sea efectiva?

El número de sesiones necesarias varía en función de estas cuatro variables, no pudiendo precisar, más allá de en términos orientativos, el número de sesiones que se va a precisar depende de:

  • Edad de la persona
  • Sexo de la persona (hombre o mujer)
  • Zona a depilar (Zona hormonal o zona no hormonal)
  • Calidad del vello (negro, castaño, rubio…)
  • La duración del tratamiento se determina en función del tipo de vello y la zona a tratar. Las sesiones, dependiendo de las zonas, requieren más o menos tiempo entre sesión y sesión.

Recomendaciones post tratamiento

  • Puede usarse maquillaje tras el tratamiento y debe utilizarse protección solar. No usar desodorante en axilas hasta el día siguiente.
  • Se recomienda utilizar una leche regeneradora, cuya función es recuperar el manto hidrolipídico de la piel y, además, posee efecto calmante.
  • Se recomienda no ir a la sauna ni a la piscina el día del tratamiento.
  • Es importante recordar al paciente que la aparición de vello unos 5-7 días después del tratamiento en cara y unos 15 días en cuerpo, suele corresponder a la expulsión del vello del folículo piloso, cae solo y se puede rasurar. Luego la zona quedará limpia y el vello “nuevo” comenzará a salir unos días antes de la siguiente sesión de tratamiento, si se desea puede asimismo cortarse o rasurarse (no emplear pinzas ni cera) hasta la siguiente sesión.
  • Una vez realizado el tratamiento y durante los siguientes 15 días, es recomendable no exponerse directamente al sol o hacerlo con protección total en la zona depilada. Como el intervalo de tiempo entre sesión y sesión es de varios meses, se establece un calendario de sesiones para disfrutar el verano sin pelo y poder tomar el sol.

¿Qué ventajas tiene la depilación láser?

El objetivo de cualquier láser de depilación es la destrucción del folículo piloso. Para ello, se genera calor alrededor del pigmento (melanina) que contiene el tallo del pelo y se destruye el folículo del que surge ese mismo pelo. Los beneficios del láser depilación son:

  • Se consigue una depilación permanente en poco tiempo.
  • La piel mejora mucho en calidad, suavidad y elasticidad, ya que se eliminan las agresiones que pueden provocar otros métodos de depilación tradicionales.
  • Se mantiene la piel en perfecto estado sin vello, sin pelos enquistados ni problemas de foliculitis, abscesos o infecciones derivadas del folículo.

¿Quién realiza la depilación láser?

Personal especializado y siempre supervisado por médicos que marcan las pautas a seguir mediante un control personalizado y garantizan la seguridad y bienestar del paciente. El médico determina la utilización del láser Alejandrita o Diodo dependiendo de las características del vello, del color de la piel y de la zona a tratar. Siempre se utiliza láser médico para garantizar la efectividad del tratamiento.

¿Es en verdad definitiva?

En cada sesión eliminamos sólo los pelos en fase de crecimiento, ya que el tallo del pelo es el que conduce la energía hasta el folículo para ser destruido. En los folículos en reposo el tallo de pelo aún no ha crecido y no puede ser eliminado mediante la luz del láser. Por ello, se necesitan varias sesiones para eliminar definitivamente el pelo de una zona.

En HEDONAI, siempre y cuando sea necesario, terminamos los tratamientos con depilación eléctrica, aplicándola a aquellos pelos que el láser no consigue eliminar, como es el caso del pelo blanco, obteniendo así unos resultados excelentes en cualquier parte de la cara y del cuerpo.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Idealmente, después de verano para tener suficiente tiempo de aplicar 3 sesiones antes del verano siguiente, pero utilizando el láser adecuado y siguiendo las pautas correctas, el tratamiento se puede realizar en cualquier época del año.

Hedonai ofrece varias modalidades de tratamiento, según las características del paciente.

¿Cuándo conviene empezar el tratamiento?

Idealmente, después de verano para tener suficiente tiempo de aplicar 3 sesiones antes del verano siguiente, pero utilizando el láser adecuado y siguiendo las pautas correctas, el tratamiento se puede realizar en cualquier época del año.

Hedonai ofrece varias modalidades de tratamiento, según las características del paciente.

¿Cómo actúa el Láser?

En HEDONAI contamos con los láseres más efectivos del mercado, lo que nos permite trabajar sobre cualquier tipo de piel. El objetivo del láser es destruir las células germinativas, presentes en la raíz del pelo:

  1. La luz del láser capta la melanina del tallo del pelo, el cual utilizamos como hilo conductor.
  2. La luz llega hasta las células germinativas del folículo piloso y en cada sesión se destruye un 33 % de ellas.
  3. Repetiremos las sesiones hasta que hayamos destruido el 100 % de los folículos que contienen un pelo en fase de crecimiento.
  4. Según avance el tratamiento, se distanciará el tiempo entre sesión y sesión, ya que el pelo que queda tardará más tiempo en aparecer.

Efectividad a nivel corporal 95% aprox.
Efectividad a nivel facial 65-70% aprox.

¿Es un método seguro?

En los Centros médico-estéticos HEDONAI se realiza una consulta previa a todos nuestros clientes y un test de prueba, supervisado por un médico especializado para comprobar las características de la piel en la zona a depilar, pautar la utilización del láser más adecuado y la energía idónea para eliminar el vello con total seguridad y en el menor tiempo posible.

¿Puedo depilarme cualquier zona con láser?

Sí. El láser se utiliza para depilar tanto el vello facial como el de las zonas corporales más sensibles.

¿Es doloroso?

Se perciben sensaciones de frío/calor muy breves. Además, en caso de sensibilidad al dolor, se puede aplicar previamente un anestésico en crema antes del tratamiento. El test de prueba va a permitirnos determinar, dependiendo del grado de sensibilidad del cliente, si va a ser necesaria la utilización del anestésico o no.

¿Cómo se elimina el vello?

El vello se va eliminando de manera progresiva. En la consulta informativa se determina el comienzo del tratamiento y se pauta el intervalo de tiempo entre las sesiones, que van de 2 a 3 meses, según la zona a tratar. En ese intervalo de tiempo, el área depilada está libre de vello, cuando éste comienza a aparecer es el momento idóneo para hacer la siguiente sesión.

Desde el momento en que empezamos el tratamiento de depilación láser, nunca podemos utilizar sistemas de depilación que eliminen el pelo de raíz (depilación con cera, pinzas…), ya que resta eficacia al método. Como consecuencia de la evolución del tratamiento, se va viendo que cada vez el pelo es más fino y se va reduciendo la densidad.

Después de las primeras sesiones, comprobamos que hay menos vello y el que queda tarda más en volver a salir, prolongando el intervalo entre sesiones a 3, 4 e incluso 6 meses. Así hasta desaparecer.

¿Cuánto dura cada sesión?

Es un tratamiento rápido. La duración depende de la extensión de la zona (desde 5 minutos el labio superior, 15 minutos unas axilas o ingles, hasta 2 horas unas piernas completas). Después de cada sesión se puede continuar con la actividad normal, ya que tras el tratamiento sólo queda un ligero enrojecimiento transitorio en la piel, que tardará unos minutos en desaparecer.

¿Qué diferencias existen entre los láseres utilizados para depilar?

El objetivo de cualquier láser de depilación es la destrucción del folículo piloso. Para ello, se genera calor alrededor del pigmento (melanina) que contiene el tallo del pelo y se destruye el folículo del que surge ese mismo pelo. HEDONAI cuenta con diferentes tipos de láseres:

  • Láser de Alejandrita
    Emite luz con una longitud de onda de 755 nm, que corresponde al color rojo. Ofrece dos ventajas importantes con respecto a otros equipos: emite pulsos de luz cortos y posee un diámetro de spot grande. Los pulsos cortos son fundamentales para tratar el pelo de menor calibre o el vello fino. Por otra parte, los spots de tratamiento lo convierten en el láser para depilar más rápido del mundo.
  • Láser de Diodo
    Emite luz con una longitud de onda es de 800 nm (rojo oscuro). Tiene dos ventajas importantes: su avanzado sistema de refrigeración de la piel y sus pulsos largos. Ambas características permiten proteger la superficie de la piel. Esto nos permite depilar la piel bronceada o en pacientes de raza negra.
  • Láser Soprano
    Emite luz con una longitud de onda es de 800 nm (rojo oscuro), igual que el diodo. Es un láser prácticamente indoloro y permite utilizarse en pieles bronceadas con total seguridad.
  • Láser Soprano Ice
    Emite luz con una longitud de onda es de 755 nm. Se basa en el láser Alejandrita permitiendo absorber mejor la energía por el color de la melanina. Es el más rápido y menos doloroso del mercado.

En HEDONAI contamos con el revolucionario láser de diodo de alta potencia, que permite eliminar el vello en las pieles de fototipo alto y en pieles bronceadas, además evita el riesgo de quemaduras o secuelas en la piel y su aplicación es indolora.

Si antes no podías Depilarte con Láser porque:

  • Eres muy morena, es decir, el fototipo de tu piel es muy alto.
  • Crees que el tratamiento es doloroso o caro.
  • No sabías el coste del tratamiento desde el inicio.
  • Querías la garantía de una supervisión médica.

El Centro Médico-Estético HEDONAI tiene la solución a tus problemas: el Láser Soprano.

Diferencias entre Depilación Láser y la Fotodepilación

La depilación mediante láser o mediante luz pulsada se debe realizar bajo ciertas condiciones para resultar eficaz.

Para que el láser consiga una depilación definitiva, es necesario que la piel esté poco bronceada y que el pelo que vamos a depilar sea oscuro. El pelo blanco, rubio o pelirrojo es imposible depilarlo con láser, ya que carecen de melanina.

Por otra parte, el aparato que usamos debe tener unas características que lo hagan eficaz: ha de ser suficientemente potente, tener un spot de tratamiento suficientemente grande, tener un sistema de refrigeración de la superficie de la piel y una longitud de onda o color de luz que se absorba suficientemente por el pigmento del pelo.

Potencia del aparato: Se debe administrar suficiente cantidad de luz en cada pulso de láser para poder destruir definitivamente el folículo o la raíz del pelo. Si esta cantidad de energía es inferior a un determinado umbral, el pelo podrá ser destruido, mientras que la raíz o folículo del pelo seguirá indemne. De esta raíz volverá a surgir el tallo del pelo pasadas unas semanas, y así sucesivamente, sin que se consiga ninguna reducción en la cantidad de pelo.

Esta depilación sería parecida a la cera o la cuchilla, aunque fuese realizada mediante láser o luz.

Spot de tratamiento: los láseres eficaces en la depilación tienen un spot de tratamiento de al menos 1 cm2. Si el tamaño de este spot es menor, como la luz se dispersa a medida que penetra la piel, no se consigue alcanzar una cantidad suficiente de energía en la profundidad de la piel como para destruir la raíz del pelo.

Una longitud de onda: Es importante que los láseres emitan su luz en un color que sea suficientemente absorbido por el pigmento del pelo. Este tipo de color lo emiten los láseres de alejandrita, de diodo de 800 nm y la luz pulsada. Otros láseres con longitudes de onda más largas, cuyo color entra más en el espectro del infrarrojo, no son suficientemente absorbidos por el pigmento del pelo y su raíz no se destruye tan fácilmente.

Un sistema de refrigeración adecuado: Aunque la piel sea más clara que el pelo, no resulta exactamente transparente y también puede calentarse con la luz que está destinada a destruir la raíz del pelo. Por este motivo, si un láser es suficientemente potente, tiene un spot suficientemente grande y su luz tiene un color que es suficientemente absorbido, la superficie de la piel ha de ser obligatoriamente refrigerada, ya que de lo contrario, podría experimentar quemaduras. De hecho, si un láser o aparato de luz pulsada no lleva incorporado un sistema de refrigeración superficial de la piel, no nos engañemos, no es suficientemente eficaz y no destruye la raíz del pelo. Esta suele ser una de las claves que nos permite saber si un sistema de depilación es bueno o no.

Naturalmente, un láser o un aparato de luz pulsada que no lleva incorporado un sistema de refrigeración, no emite un color adecuado, no tiene un spot amplio y no tiene potencia suficiente, resulta mucho más barato, pero no elimina de forma definitiva el vello.

Esto tiene una repercusión en el precio final del servicio que se ofrece, pero el cliente ha de tener muy claro si prefiere pagar poco dinero por cada sesión de tratamiento pero un número ilimitado de sesiones de por vida, o un poco más de dinero por un número limitado de sesiones. Al final, lo barato sale caro.

Diferencias entre Láser Médico y Láser Estético

La depilación mediante láser o mediante luz pulsada se debe realizar bajo ciertas condiciones para resultar eficaz.

Para que el láser consiga una depilación definitiva, es necesario que la piel esté poco bronceada y que el pelo que vamos a depilar sea oscuro. El pelo blanco, rubio o pelirrojo es imposible depilarlo con láser, ya que carecen de melanina.

Por otra parte, el aparato que usamos debe tener unas características que lo hagan eficaz: ha de ser suficientemente potente, tener un spot de tratamiento suficientemente grande, tener un sistema de refrigeración de la superficie de la piel y una longitud de onda o color de luz que se absorba suficientemente por el pigmento del pelo.

Potencia del aparato: Se debe administrar suficiente cantidad de luz en cada pulso de láser para poder destruir definitivamente el folículo o la raíz del pelo. Si esta cantidad de energía es inferior a un determinado umbral, el pelo podrá ser destruido, mientras que la raíz o folículo del pelo seguirá indemne. De esta raíz volverá a surgir el tallo del pelo pasadas unas semanas, y así sucesivamente, sin que se consiga ninguna reducción en la cantidad de pelo.

Esta depilación sería parecida a la cera o la cuchilla, aunque fuese realizada mediante láser o luz.

Spot de tratamiento: los láseres eficaces en la depilación tienen un spot de tratamiento de al menos 1 cm2. Si el tamaño de este spot es menor, como la luz se dispersa a medida que penetra la piel, no se consigue alcanzar una cantidad suficiente de energía en la profundidad de la piel como para destruir la raíz del pelo.

Una longitud de onda: Es importante que los láseres emitan su luz en un color que sea suficientemente absorbido por el pigmento del pelo. Este tipo de color lo emiten los láseres de alejandrita, de diodo de 800 nm y la luz pulsada.

Otros láseres con longitudes de onda más largas, cuyo color entra más en el espectro del infrarrojo, no son suficientemente absorbidos por el pigmento del pelo y su raíz no se destruye tan fácilmente.

Un sistema de refrigeración adecuado: Aunque la piel sea más clara que el pelo, no resulta exactamente transparente y también puede calentarse con la luz que está destinada a destruir la raíz del pelo. Por este motivo, si un láser es suficientemente potente, tiene un spot suficientemente grande y su luz tiene un color que es suficientemente absorbido, la superficie de la piel ha de ser obligatoriamente refrigerada, ya que de lo contrario, podría experimentar quemaduras. De hecho, si un láser o aparato de luz pulsada no lleva incorporado un sistema de refrigeración superficial de la piel, no nos engañemos, no es suficientemente eficaz y no destruye la raíz del pelo. Esta suele ser una de las claves que nos permite saber si un sistema de depilación es bueno o no.

Naturalmente, un láser o un aparato de luz pulsada que no lleva incorporado un sistema de refrigeración, no emite un color adecuado, no tiene un spot amplio y no tiene potencia suficiente, resulta mucho más barato, pero no elimina de forma definitiva el vello.

Esto tiene una repercusión en el precio final del servicio que se ofrece, pero el cliente ha de tener muy claro si prefiere pagar poco dinero por cada sesión de tratamiento pero un número ilimitado de sesiones de por vida, o un poco más de dinero por un número limitado de sesiones. Al final, lo barato sale caro.

¿Cuál es la diferencia entre el vello de la mujer y el del hombre?

Es frecuente pensar que los varones tienen más vello que las mujeres, y que aparece en zonas donde en la mujer no aparece. La única diferencia entre ambos sexos es el grosor del vello, que afecta a algunas áreas de forma especial. El vello de algunas zonas se desarrolla igual tanto en la mujer como en el hombre. El vello del tórax, sin embargo, se desarrolla mucho más en los hombres que en las mujeres. Además, entre los hombres hay grandes diferencias por el vello.

¿Qué determina que el vello sea distinto en unas personas y otras?

Existen dos factores determinantes:

  1. La cantidad de Testosterona fabricada en cada persona.
  2. El Tipo de vello, de cada zona.

La influencia de la testosterona

La Testosterona es la única hormona que hace diferenciar el pelo entre la mujer y el hombre. Los hombres fabrican más cantidad de Testosterona que las mujeres y por eso hay tipos de vello que cambian de grosor, aumentando en el tronco, cara y brazos y disminuyendo en la parte superior de la cabeza.

Cuando las mujeres sintetizan más Testosterona, bien desde el ovario o desde la corteza suprarrenal, desarrollan pelo parecido al de los hombres. A esta enfermedad se le llama hirsutismo.

La Testosterona, por ahondar en sus mecanismos y características, se convierte en la piel en Dihidrotestosterona (DHT). Esta es la hormona que, en último lugar, influye sobre el grosor del pelo en las regiones como la espalda o el tronco, provocando el cambio de grosor.

Los varones tienen tanta Testosterona como años les faltan hasta los 100. Por ejemplo:

  • Un chico de 20 años tiene 80 ng de TEST por litro de sangre.
  • Un anciano de 80 años tiene 20 ng de TEST por litro de sangre.

El tipo de vello según la zona del cuerpo.
Existen 3 tipos de vello en el cuerpo:

  • Independiente hormonalmente: cabeza, cejas, pestañas. Es el que tienen los niños al poco de nacer.
  • Dependiente de las hormonas suprarrenales: es el que se desarrolla en la pubertad y adolescencia, en un periodo conocido como Adrenarquia. Se denomina pelo Adrenérgico al de las piernas, ingles, pubis, axilas, antebrazos. Se desarrolla antes de los 16 años por lo general.
  • Dependiente de hormonas sexuales: el del tronco y la cara. Este es el pelo problemático. En las mujeres se desarrolla paulatinamente y es previsible que la depilación láser lleve años. En los varones, este pelo se desarrolla rápidamente en la cara, abdomen y tórax, antes de los 25 años, pero no en la espalda y los hombros, que se puede desarrollar hasta los 40 años.

Patologías y Problemas con el vello

Hirsutismo: Exceso de Vello

Es el término médico que denomina el crecimiento excesivo de vello en mujeres, siguiendo un patrón masculino de distribución, como en patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, muslos, espalda y zona del ombligo. En casi todos los casos genera un problema estético. Es un trastorno que afecta aproximadamente al 10% de las mujeres en edad fértil.

Con la edad y en especial con la menopausia, la cantidad de vello facial se incrementa y en muchas ocasiones se transforma en pelo terminal, debido al aumento de los niveles de testosterona. El incremento de esta hormona también puede deberse a obesidad, síndrome de ovario poliquístico, hipotiroidismo, afecciones de las glándulas suprarrenales o a la utilización de ciertos medicamentos (minoxidil, fenitoína, esteroides, anabolizantes, ciclosporina, corticoides y algunos contraceptivos orales).

El tratamiento depende de la causa que lo provoca, aunque el más utilizados es la Depilación Láser y el uso de retardadores del crecimiento del vello. Es imprescindible una exploración física y, en muchos casos, una analítica de los niveles hormonales.

El hirsutismo o exceso de vello puede deberse a múltiples factores (hormonales, por ingesta de determinados medicamentos, etc.) No obstante, es frecuente el hirsutismo idiopático, es decir, de origen desconocido.

Para tratar este problema, se pauta una consulta médica de asesoramiento de 30 minutos de duración y 70 euros de coste. Normalmente, se le prescribirá al cliente una analítica y se tratará su problema con láser o con depilación eléctrica, según las pautas que le indique el médico. Las sesiones variarán en función del tipo de vello y la zona a tratar.

Hidrosadenitis

Vulgarmente se le conoce como “golondrinos”. La hidrosadenitis consiste en la obstrucción e inflamación de un tipo de glándulas sudoríparas existentes en la región de la axila y de la ingle. Su evolución llega a afectar a folículos sebáceos y pilosebáceos de las zonas contiguas, que son reclutados en todo el proceso inflamatorio. Se podría decir que el tratamiento de primera elección de los “golondrinos” es el láser depilación.

Quiste Sacro

Consiste en el desarrollo del quiste o invaginación de la piel en la línea media de la región sacra. Normalmente, estos quistes se desarrollan durante la formación embrionaria del cuerpo. No obstante, es en la edad madura, adolescencia o juventud cuando esta especie de “criptas” o “bolsas” de la piel se cierran en la superficie permitiendo la acumulación de material y la inflamación de toda la estructura. El mejor tratamiento para el quiste sacro es el láser depilación.