Solicita tu primera cita
¡Gratis!

Tratamientos corporales

Grasa localizada

La grasa localizada se caracteriza por el aumento desproporcionado de células adiposas localizadas en la hipodermis.

¿Por qué se produce la grasa localizada?

Durante muchos años se pensaba que la adiposidad localizada era una consecuencia directa del aumento de peso general o de la obesidad. Actualmente, a través de estudios metabólicos y endocrinológicos más profundos, quedó claramente establecido que la adiposidad localizada, llamada también obesidad localizada, se desarrolla por mecanismos y causas diferentes a las de la obesidad general, pudiéndose definir como una situación totalmente independiente, que a veces puede o no acompañar al sobrepeso. No es infrecuente el/la paciente que estando en su peso presenta en algunas zonas un exceso de grasa, que es justamente lo que desearía tratar.

Zonas con más tendencia a tener grasa localizada

Las zonas donde más se localizan estos nódulos de grasa son la cara externa de las piernas, los glúteos, el abdomen y las rodillas.

La grasa localizada no siempre está causada por sobrepeso, también puede deberse a otros factores. Si está causada por un exceso de peso es importante contactar con un nutricionista para realizar una dieta especial para perder grasa, combinándola con ejercicio físico para tonificar los músculos. Hay que tener en cuenta que muchas veces aparecen problemas como la celulitis y trastornos circulatorios causados por la grasa localizada, que habrá que tratar con otras técnicas.
Es muy importante tener en cuenta la forma corporal de cada persona. Cada persona es diferente por su herencia, genética, factores hormonales, metabólicos, circulatorios, etc. y fundamentalmente por sus hábitos de vida.
La ubicación preponderante de estas adiposidades en la mujer es en:

  • Cara externa de las piernas (también llamada en pantalón de montar)
  • Abdomen
  • Flancos o costados del abdomen superior
  • Cara interna de las rodillas

En el caso de los hombres las zonas más frecuentes son abdomen y flancos.

 

¿Cómo la tratamos?

Los mejores tratamientos para eliminar la grasa localizada son la presoterapia, carboxiterapia, mesoterapia y radiofrecuencia. También hay que tener en cuenta los masajes y drenajes linfáticos.

Muchas veces junto con la adiposidad se puede sumar la celulitis y también trastornos circulatorios, lo que implicaría una terapéutica complementaria.

Queda claro entonces que en el momento de decidir un tratamiento para la adiposidad localizada es conveniente hacer un riguroso diagnóstico, con criterio médico y no sólo cosmético.

Las expectativas y los buenos resultados serán diferentes para los dos grandes grupos de pacientes que se nos pueden presentar en las consultas: los que tienen adiposidad localizada con sobrepeso y los que solamente presentan adiposidad.

Es necesario comprender que si se realiza una acertada evaluación de cada caso en particular, será más sencillo elegir una conducta terapéutica acertada. Debemos también resaltar que para un resultado visible y duradero se necesita contar con tiempo y un número de sesiones mínimo, dieta adecuada y mantenimiento, es decir, seguramente necesitará alguna sesión de recuerdo a lo largo del año. Está claro que su tendencia personal es tener grasa localizada en abdomen o en cadera etc. y una vez conocido el problema lo mejor es prevenirlo o al menos tenerlo controlado sin esperar a que reaparezca en toda su dimensión.

Tratamientos para eliminar arrugas