¿Sabes cómo cuidar la piel a los 30? ¿Sabes qué cuidados de la piel a los 30 deberías aplicar?

Para empezar, alrededor de los 30 la piel no retiene agua como antes, por lo que no está lo suficientemente hidratada y además no tiene los mecanismos adecuados para limitar la deshidratación. Además, el espesor de la piel se torna más fino apareciendo las primeras arrugas y líneas de expresión y la producción de colágeno se reduce, volviéndose menos estética, perdiendo brillo y luminosidad. Después de los 40 los cuidados del rostro son un poco diferentes, e incluyen tratamientos más intensivos.

Consejos para el cuidado de la piel a los 30

Para un cuidado de la piel integral, la cosmética, la estética y la medicina estética siempre van de la mano y no pueden separarse ya que no se obtienen los mismos resultados. A continuación enseñamos 15 cuidados básicos de la piel recomendables a los 30 años.

1. Sigue una rutina de belleza diaria

Dedica un rato cada día para mimar tu piel. Con diez minutos al día tienes más que suficiente para lucir una piel sana y radiante por más tiempo.

2. Limpia el rostro por la mañana y por la noche

La limpieza es el primer gesto para tener un rostro sano y joven. Y es que los poros se oxigenan dando lugar a una renovación celular.

Primero, debes limpiarla con una leche limpiadora y después con un gel espumoso. Finalmente, termina con una loción hidratante. 
Ten en cuenta que los tóxicos ambientales afectan a tu piel y tapan los poros, por eso es necesario limpiarlos. Hay que limpiar el rostro todos los días, independientemente de que te maquilles o no, ya que es fundamental para promover la renovación celular.

3. Crema de día y crema de noche

Las cremas de día y de noche cumplen funciones diferentes por lo que es necesario utilizar ambos tipos de cremas´. La crema de día hidrata y protege el rostro frente a los agentes externos. Por su parte, la crema de noche regenera.

A la hora de elegir una crema hidratante, esta debe de cumplir la función de hidratar y facilitar la retención de agua, pero además hay que tener en cuenta que no contenga un exceso de grasa.

4. La importancia del tónico

Muchas mujeres olvidan el tónico en su rutina diaria. Pero el tónico es más importante de lo que creemos. Refresca, rejuvenece y revitaliza nuestra piel.

5. Cuidado específico para cada tipo de piel

Es muy importante utilizar productos específicos para cada tipo de piel. Además, es mejor pocos productos de calidad que optar por muchos y que no se adecúen del todo a las necesidades de nuestro rostro.

6. Descansa 8 horas al día como mínimo

Mientras dormimos la piel del rostro se regenera de forma natural, además de producir colágeno. Duerme un mínimo de 8 horas y evita trasnochar muy a menudo.

7. Extrema el cuidado con el sol

El sol hace que la piel envejezca con mucha rapidez. Usa cremas hidratantes y maquillajes con protección solar alta antes de salir a la calle, incluso en invierno.

8. Apuesta por la cosmética ecológica

Está comprobado que una cosmética sin parabenos, siliconas y otros ingredientes artificiales ayuda a cuidar mejor nuestra piel. Componentes como aloe vera, rosa mosqueta o aceite de argán se encuentran entre tus mejores aliados naturales.

9. La hidratación y la alimentación

Las frutas, las verduras y el agua hidratan nuestra piel y aportan los nutrientes necesarios para una piel sana y luminosa. Incrementa la ingesta de vitamina C y de alimentos y bebidas ricos en antioxidantes como el vino tinto, salmón, aceite de oliva, tomate o el brócoli.

10. El sérum

El sérum es un cosmético mucho más potente que la crema al contener un componente específico en una concentración terapéutica. Ayuda a combatir diferentes problemas de la piel como la falta de hidratación, de luminosidad o el cansancio. A partir de los 30 años debes utilizar un sérum, mañana y noche, antes de aplicar la crema diaria ya que estos cosméticos ayudan a prevenir el envejecimiento. Aunque no debe nunca sustituir a la crema hidratante, es decir, es un complemento.

11. El contorno de ojos

La piel del contorno de los ojos es muy delicada y una de las primeras zonas donde se nota el paso de la edad. Por eso, debes utilizar un contorno de ojos que ayude a minimizar los signos de cansancio, las ojeras, las bolsas y las arrugas.

12. Mascarilla facial casera

El aceite de oliva, el aguacate o el agua de arroz son algunos de los ingredientes que ayudan a hidratar y cuidar el rostro de forma 100 % natural y efectiva. Aplica una mascarilla natural una vez a la semana con los ingredientes más adecuados a tus necesidades. Además, es recomendable exfoliar la piel una o dos veces a la semana.8

13. Tratamientos extras

Si has estado sometida a un periodo de estrés, has padecido alguna enfermedad o has regresado de un largo viaje, opta por un tratamiento extra para tu piel como pueden ser las ampollas rejuvenecedoras.

14. El peeling profesional

Además de un peeling casero, realizarse un peeling profesional, a partir de los 30 años es esencial para renovar las capas superficiales de forma rápida y facilitar la reparación de las más profundas. Y es que se obtienen beneficios sorprendentes desde la primera sesión. El peeling se puede realizar en cualquier época del año. Lo mejor es acudir a un centro en el que nos recomienden el más adecuado para nuestra piel.

15. Otros tratamientos estéticos

Además del peeling, opta por tratamientos en clínicas profesionales, como limpiezas faciales profundas, de plasma o radiofrecuencia, mesoterapia, luz pulsada intensa, entre otros. En una clínica especializada te recomendarán el tratamiento óptimo para ti.