Si te surgen dudas sobre en qué consisten los tratamientos con ácido hialurónico y su duración, te aclaramos todo lo que quieres saber. Ante todo, debes saber que el ácido hialurónico es una sustancia natural de nuestro organismo, que permite una sensación tersa e hidratada de nuestra piel. Con el paso de los años, el cuerpo produce progresivamente menos de esta sustancia, siendo la barrera de los 50 años muy significativa, ya que se pierde el 50 por ciento de su producción. Por suerte, esta se puede aplicar para vencer el factor edad, que tanto nos preocupa.

Duración de la sesión de ácido hialurónico

Cuando decides combatir esas líneas de expresión, que suelen aparecer en torno a los 35 años, debido a la pérdida de colágeno y a los efectos ambientales, encontrando como solución el tratamiento con ácido hialurónico, lo siguiente que querrás saber es acerca de la duración y las sesiones necesarias para lograr un efecto magnífico sobre la epidermis.

Antes de realizarte una sesión, requieres de un examen del especialista estético, para que determine las áreas a tratar, teniendo en cuenta tus inquietudes y preferencias. Después de esta consulta, se llevará a cabo la sesión. Solo necesitarás una sesión para conseguir los efectos deseados, pudiendo hacer tu vida normalmente después de la misma, siguiendo los consejos del especialista.

¿En qué consiste la sesión con ácido hialurónico?

Lo primero que se te aplicará es una crema anestésica para disminuir al máximo las posibles molestias que puedan ocasionar las microinyecciones del ácido hialurónico. El tiempo estimado para que el efecto de la anestesia sea completo ronda los 20 minutos.

Una vez comprobado que el área a tratar está anestesiada, el especialista procederá a aplicar el tratamiento. Este es muy rápido y efectivo. Te sorprenderá cómo en tan solo 15 minutos ya puedes salir de la consulta.

Antes de inyectar la sustancia, deberás tener marcadas las zonas que se van a tratar. Tras introducir el producto, el especialista procederá a masajear las áreas, hasta conseguir una compensación adecuada. Generalmente, el rostro, después de la sesión, tiende a enrojecerse. Para dar más alivio a la piel, se puede colocar una mascarilla refrescante.

El efecto del ácido hialurónico puede ser casi instantáneo. Aunque puede pasar una semana hasta que veas reducirse la inflamación, que suele crear el asentamiento de la sustancia, la sensación de luminosidad y frescura de tu rostro te sorprenderá gratamente.

Normalmente volverás a revisión a la semana, para que los especialistas comprueben que el tratamiento responde adecuadamente. Del mismo modo, pueden citarte periódicamente para examinar el proceso.

Duración del efecto del ácido hialurónico

La duración del efecto del ácido hialurónico puede estar afectada por diversos factores, que tienen que ver con los cuidados posteriores al tratamiento o del tipo de ácido hialurónico que se haya utilizado.

Una de las claves que determinan su durabilidad es la exposición a los cambios climáticos. En este aspecto, los rayos del sol son un claro ejemplo de los estragos que sufre nuestra epidermis ante una permanencia prolongada. Las mismas consecuencias por la que nuestra piel ha ido perdiendo ácido hialurónico en el pasado, pueden hacer que tengamos que acudir antes de tiempo a una nueva sesión.

Por lo general, si prestamos atención a los cuidados necesarios, el tratamiento puede durar hasta los 10 meses. Usando un adecuado protector solar e hidratándonos correctamente, tanto por fuera como por dentro, tendremos una larga temporada sin tener que preocuparnos por nuestro aspecto.

Los climas extremos afectan a la piel de cualquiera, por lo que debemos taparnos bien ante estos efectos climáticos.

También es un requisito imprescindible no realizarse otro tratamiento que requiera ser inyectado en la zona donde nos aplicaron el ácido hialurónico durante, al menos, dos semanas. No debes preocuparte los tratamientos complementarios, ya que estos son compatibles con las sesiones e, incluso, hasta beneficiosos.

¿Cuántas veces podemos repetir este tratamiento?

Al no producir nuestro cuerpo esta sustancia de la misma manera que cuando teníamos 20 años, debemos recurrir a una clínica estética especializada. Sin problemas se puede aplicar siempre que la requiramos, siempre que seamos tratados por un especialista cualificado. No existe un límite para repetir las sesiones con ácido hialurónico.

El cuerpo no presenta ningún problema a la hora de absorber esta sustancia, ya que la produce de manera natural, como te indicamos anteriormente. La repetición de las sesiones dependerá, en gran parte, de cada paciente y la manera que tiene su organismo de asimilar el ácido hialurónico. Nuestros especialistas te ayudarán a determinar las sesiones que necesitas.

Cuando existen problemas de flacidez, signos de expresión o el paso de la edad en forma de arrugas, el relleno de ácido hialurónico parece ser una solución. Se puede combinar con otros tratamientos, garantizando una duración larga e increíbles resultados de hasta 10 meses.