La aplicación de ácido hialurónico en cicatrices ha demostrado ser eficiente. Muchas personas tienen marcada en la piel alguna cicatriz y no saben cómo hacer para eliminarla. El tratamiento con ácido hialurónico es una muy buena opción para hacerlo. Ha mostrado excelentes resultados sin alterar la piel, debido a que es una sustancia natural que se genera por sí misma y que es responsable de su tersura y regularidad.

Motivos de usar ácido hialurónico para corregir cicatrices

Las cicatrices se forman por una gran pérdida de cantidad de tejido, quemaduras o el acné. El cuerpo no puede regenerar bien la piel tan rápidamente, por eso queda una marca hundida e irregular. El ácido hialurónico actúa rellenando estas hendiduras y hace que la superficie de la piel recupere su aspecto regular.

Otra razón por la que las heridas tienen más propensión de formar cicatrices es la edad. Con el tiempo nuestra piel pierde elasticidad precisamente porque las células dejan de producir ácido hialurónico, y entonces es más difícil que la piel se recupere bien después de una herida, dejando una cicatriz.

Además, el ácido hialurónico es capaz de retener una gran cantidad de agua, de manera que también hidrata y regenera el tejido naturalmente, contribuyendo a que esté sana y luzca suave y tersa.

Al inyectar ácido hialurónico se activa la producción de colágeno en la cicatriz, una proteína que contribuirá a que la cicatriz se recupere y la piel sea uniforme. Igual que el ácido hialurónico, el colágeno es una sustancia presente naturalmente en nuestro organismo, no causa reacciones adversas ni efectos secundarios.

Podemos tratar cualquier cicatriz con ácido hialurónico, tanto grandes heridas, como pequeñas cicatrices de acné.

Cómo funciona el tratamiento para eliminar cicatrices

Hay que aplicarlo sobre la piel limpia y sin maquillaje. Se efectúa una ligera anestesia local antes de inyectar el ácido hialurónico. La sesión dura solo media hora, no deja dolor ni ningún tipo de marca posterior, por lo que podrás seguir con tu vida normal inmediatamente. Los efectos son visibles desde la primera sesión. De hecho, normalmente una sesión es suficiente.

Solamente hay que tener en cuenta que los efectos del ácido hialurónico no son permanentes. Como hemos señalado, se trata de una sustancia natural que con el tiempo va desapareciendo porque la piel la va absorbiendo. Por ello, es posible que tengamos que seguir con el tratamiento unos seis meses después.

La ventaja es que, al tratarse de una sustancia natural, los efectos del ácido hialurónico nunca son tan llamativos como los de la cirugía estética. La piel simplemente recupera su aspecto natural.

Recomendaciones para antes y después del tratamiento con ácido hialurónico

Se debe evitar tomar el sol y no se recomienda consumir alcohol las 24 horas antes del tratamiento. Tampoco tomar Aspirina (Ácido Acetilsalicílico) ni anticoagulantes unos días antes del tratamiento, ya que podrían producirse hematomas.

En algunas ocasiones, sobre todo si se trata de una zona de la piel sensible, queda una pequeña molestia o ligera hinchazón o rojez después de la sesión. Estos efectos nunca durarán más de unos días y son totalmente inocuos. Nuestros especialistas te pueden recomendar alguna crema para evitar esta molestia, pero normalmente no será necesario.

Lo más recomendable es no dejar de lado la rutina diaria de hidratación de la piel, y masajear la piel con una crema calmante en las 48 horas siguientes a la sesión.

Durante los días siguientes a la inyección no se recomienda la actividad física que requiera mucho esfuerzo, el consumo de alcohol ni tomar Aspirinas ni anticoagulantes. Tampoco ir a sesiones de rayos UVA ni a la sauna o baño de vapor.

Según las características de tu piel, el médico te recomendará cómo cuidarla después del tratamiento. No te preocupes, no necesitarás muchos cuidados: tu piel estará naturalmente rejuvenecida.

Cómo son los resultados del tratamiento

Solo en cicatrices muy profundas puede ser que se aprecie todavía una pequeña marca, pero verás desde el primer día que la cicatriz está mucho más difuminada. Como hemos dicho, la piel irá absorbiendo poco a poco el ácido hilaurónico y, cuando este desaparezca también lo hará su efecto. Este proceso es muy lento y gradual, por eso pasará desapercibido para ti y los que te rodean. Normalmente el médico, una vez haya examinado la cicatriz, será quien pueda decirte cuánto tiempo durará el proceso y cómo serán los resultados.

Además, mientras sigas el tratamiento con ácido hialurónico verás que tu piel se mantiene joven en la zona tratada. Piensa que le estás administrando la sustancia que fabrican naturalmente las células jóvenes, es decir… ¡no envejecerá!

El ácido hialurónico borra las cicatrices de todo tipo, y es la sustancia que permite que en nuestra piel se forme el colágeno, responsable de la tersura y uniformidad de la piel. De ahí los buenos resultados y la naturalidad de este tratamiento.