La combinación de las técnicas de medicina estética de cavitación y presoterapia se usa, principalmente, para minimizar el impacto de la grasa o el tejido adiposo en el cuerpo. Especialmente, se trabajan las zonas donde la grasa aparece localizada. Asimismo, estos tratamientos ayudan a mejorar la piel de naranja o celulitis.

Estas técnicas se encuentran entre las más demandadas  porque resuelven, de una forma satisfactoria, los problemas estéticos de la piel y el exceso de grasa de una manera sencilla e indolora.

¿Conoces la cavitación?

Contestamos a esta pregunta con otra. ¿Quieres disfrutar de unos resultados similares a la liposucción sin pasar por el quirófano? La cavitación es la solución estética para reducir grasa de las zonas difíciles evitando los riesgos y las molestias de una intervención quirúrgica. No se trata de una solución mágica. La lógica de este tratamiento se basa en los avances científicos.

Así, la cavitación es un tratamiento que actúa sobre el tejido subcutáneo mediante la aplicación de ultrasonidos. Estos ultrasonidos rompen la grasa que está acumulada en las células.  Así,  la grasa se transforma en líquido que el cuerpo elimina de forma natural mediante la orina o el sistema linfático. Este método además de neutralizar la grasa aporta otros beneficios al organismo que contribuyen al bienestar general.

  • Este tratamiento aumenta la producción de colágeno con la consiguiente mejora en el aspecto de la piel.
  • Activa la circulación del riego sanguíneo.
  • La piel tras el tratamiento recupera su elasticidad y tersura.
  • Naturalmente, elimina la piel de naranja o celulitis.
  • Mejora y regula el tránsito intestinal.
  • Tonifica los músculos. Esto es así porque aumenta el tono muscular y la elasticidad de los tejidos.
  • Elimina el exceso de líquidos y las toxinas.

Estas son las ventajas de la presoterapia

La presoterapia es un método de medicina estética que permite eliminar los problemas de retención de líquidos. Igualmente, se emplea para evitar la piel de naranja o celulitis. Esto es posible porque este tratamiento sirve para mejorar el sistema circulatorio y permite que se eliminen toxinas de una forma natural a través del sistema linfático.

¿En qué consiste esta técnica? Este tratamiento se basa en la presión. Es decir, se aplica presión en determinadas partes del cuerpo. Ello se hace con el uso de unas botas especialmente diseñadas para el uso de esta técnica de medicina estética. Tras la sesión de presoterapia el paciente nota que las mejoras son inmediatas.

La micro circulación de retorno mejora notablemente, así como el drenaje linfático. ¿En qué zonas del cuerpo se aprecia? En las piernas, abdomen y brazos. Además, aporta grandes beneficios a la salud, al margen de los obvios de la medicina estética. Entre ellos, sensación de relajación, alivio y descanso. Te contamos, en detalle, cuáles son los beneficios de este tratamiento.

  • No hay que pasar por el quirófano.
  • Al trabajar sobre el sistema linfático, obviamente, elimina la retención de líquidos.
  • Minimiza las grasas y las toxinas del cuerpo.
  • Es útil en el tratamiento de edemas y linfedemas.
  • Ayuda en el tratamiento de signos varicosos.
  • Elimina los líquidos en piernas cansadas.
  • Contribuye a la disminución de la grasa localizada.
  • Tras una mastectomía este método contribuye a la recirculación en brazos.
  • Y, además, para pacientes con hipertensión y diabetes ayuda a la mejora de la circulación.

combina la cavitación y la presoterapia para resultados excelentes

Combina la cavitación y presoterapia y consigue mejores resultados

Ahora que conoces a fondo qué es la cavitación y la presoterapia no te será difícil entender por qué el hecho de combinarlas es perfecto para obtener unos resultados excelentes.  Aunque estos tratamientos pueden realizarse por separado, la combinación de ambas terapias mejora notablemente los resultados. En este sentido, se trata de potenciar la eliminación de toxinas y reducir la grasa corporal.

Por un lado, la cavitación convierte la grasa en líquido que nuestro cuerpo elimina de forma natural. Por su parte, la presoterapia activa el sistema linfático y mejora la circulación de la sangre. Ambas cualidades combinadas con la cavitación son ideales para recuperar la firmeza, la frescura y la tersura de la piel.

Estos tratamientos de medicina estética han de ser supervisados por un especialista en medicina. Un profesional informará del proceso y de aquellas situaciones en las que está contraindicado, como en pacientes con problemas cardiovasculares, hormonales, infecciones activas o enfermedades inmunodeficientes. No obstante, siempre hay una solución estética adecuada para cada persona.

En resumen, las técnicas estéticas de cavitación y presoterapia son la solución definitiva para recuperar la firmeza y la tersura de la piel. En los centros médicos de  Hedonai apostamos por la ciencia y la vanguardia en todos nuestros tratamientos.