La depilación láser en la piel morena no tiene por qué significar un problema. Si tienes la piel oscura o si has bronceado tu piel en verano y estás pensando en un tratamiento láser para eliminar el vello corporal, has de saber que es posible y que no hay ningún inconveniente en hacerlo. Los avances tecnológicos de los últimos años han hecho posible que tantos pieles claras como pieles morenas o bronceadas, puedan realizarse la depilación láser. En este post, te explicaremos cuáles son los dos tipos de láser que lo hacen posible y cómo funcionan.

Pros de la depilación láser en la piel morena

En principio, debes tener en cuenta que el tratamiento de depilación láser en sí es ya una gran ventaja, con respecto a los tratamientos tradicionales. Te puedes olvidar de gastar tanto tiempo en aplicar ceras o maltratar las zonas de tu cuerpo con cuchillas, que te dejan la piel irritada continuamente.

El láser tiene múltiples ventajas para cualquier tipo de piel, entre ellas, olvidarte del vello para siempre. El tiempo que dedicabas en quedar tu piel lisa, libre de cualquier vello, lo podrás utilizar para algo más productivo.

Existen dos tratamientos revolucionarios, como son el Soprano y el Diodo que, a continuación, te explicamos.

La efectividad del Soprano

El láser Soprano calienta la piel gradualmente con pulsos cortos, de manera que es igual de efectivo que el láser convencional, pero las temperaturas son un 50% más bajas. De esta manera, el láser Soprano minimiza la agresión a la piel, lo cual resulta especialmente interesante para pieles sensibles o que van a ser expuestas al sol en verano. También se minimiza el dolor y la quemadura en la piel, incluso puede ser innecesario utilizar una crema anestésica después de la sesión. Al poseer una potencia más baja, no sentirás un calor excesivo en la piel, como ocurre con el resto de láseres. Incluso, hay muchos pacientes que aseguran no sentir nada de calor. Logra alcanzar el folículo piloso, destruyéndolo y acabando así con la salida del pelo, llegando al objetivo deseado.

Teniendo en cuenta que con una sesión no se producen efectos irritantes sobre la piel, podrías tomar el sol sin problemas pasadas 48 horas, siempre protegiendo la piel con cremas solares. En cambio, con un láser convencional, sería conveniente alargar esta espera hasta asegurarse la sanación completa de la piel.

Por ello, el láser Soprano es a menudo recomendado por los especialistas si se va a efectuar la depilación en verano. Seguramente será el caso, si tu piel es especialmente sensible y se irrita con facilidad.

El láser Diodo en la piel morena

El láser Diodo utiliza una longitud de onda que permite penetrar más profundamente en la piel, de modo que llega eficazmente al folículo y elimina el vello desde la raíz, pero sin dañar las capas superficiales de la piel. Como no ataca a la melanina, consigue un efecto óptimo en las pieles morenas. Además, utiliza un sistema que elimina el vello en superficies en lugar de cabello a cabello, lo que lo convierte en ideal para zonas amplias, como piernas, abdomen o espalda. De esta manera tarda menos tiempo y reduce la frecuencia de sesiones. Genera muy pocas o ninguna molestia después de las sesiones. Es perfecto para pieles hasta el fototipo IV. Aunque puede ser más agresivo que el Soprano, consigue también una gran efectividad, quizás en menos sesiones, en función a las necesidades del paciente.

Lo que sí es seguro es que si tienes una piel recién bronceada o bastante morena, no tienes que temer ningún tipo de agresión en la misma tras el uso de este tratamiento, que ha sido mejorado en los últimos años.

Contras de la depilación láser en la piel morena

Si descartásemos los láseres Diodo y Soprano, los contras de aplicarte láser si tienes la piel morena o bronceada son muchos.

No solo el láser atacaría a las células epidérmicas produciéndoles quemaduras graves, sino que estas podrían derivar a manchas perpetuas en la piel.

Además, después de un tratamiento, sería necesario que extremases tu exposición al sol, ya que los rayos favorecerían las lesiones epidérmicas, enrojeciendo las zonas tratadas y exponiéndolas a infecciones de diversos tipos, en caso de producir heridas.

El láser convencional ataca la melanina del vello, desde la raíz, quemándola y eliminándolo por completo. En una piel morena, el daño sería significativo, ya que atacaría a las células de la piel. Es cierto que este tratamiento es más rápido que el resto, pero no puede ser aplicado en pieles bronceadas.

Por eso, siempre es recomendable que si vas a ir a la playa y quieres realizarte una depilación láser, evita broncearte o adelántate al periodo vacacional para llevar a cabo este tratamiento. Será mejor esperar a otras estaciones del año, como invierno u otoño, para recurrir a esta técnica depilatoria.

Debes tener mucha paciencia en el uso de la depilación láser si tu piel es morena. Recuerda que el Diodo y el Soprano usan un grado menor de temperatura, lo que hace que se requiera un mayor número de sesiones. Pero tienes la ventaja de conseguir tu meta, con menos efectos secundarios y una piel completamente libre de vello.

Las pieles morenas ya no son un problema para la depilación láser. Mientras que el láser común podría provocar graves quemaduras, el Diodo y el Soprano logran eliminar todo el vello en pieles bronceadas.