La liposucción es uno de los tratamientos estéticos más empleados en la actualidad, pero existen numerosos mitos de la liposucción que pueden generar confusión. Su efectividad es evidente, por lo que es una de las intervenciones más demandadas por aquellos que quieren remodelar su cuerpo. Asimismo, es un método muy seguro que permite tener una figura más esbelta y equilibrada. 

Los mitos de la liposucción

En ocasiones se difunden ciertas creencias y mitos que giran en torno a determinados tratamientos estéticos como puede ser la liposucción. Disolver este tipo de dudas es fundamental para afrontar con tranquilidad este tipo de cirugía plástica, ya que algunas creencias pueden generar inseguridad en el paciente. Estas son las mentiras más frecuentes sobre esta técnica.

Es una técnica que te ayuda a adelgazar

Con la liposucción se extraen cúmulos de grasa localizada, por lo que no se pierde peso. Por lo tanto, su objetivo no es reducir el peso corporal de una persona, sino eliminar la grasa que se acumula en determinadas zonas del cuerpo. Esa cantidad de grasa acumulada puede no estar proporcionada con el resto del cuerpo y gracias a esta técnica se consigue una figura más equilibrada y esbelta.

Después de la liposucción no se vuelve a engordar

Si no se llevan a cabo unas pautas de vida saludable como la alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico, es probable que la persona vuelva a engordar. Por ello, es fundamental adquirir hábitos saludables para que la grasa que se ha eliminado no vuelva a aparecer en el cuerpo.

Puede tratar la celulitis

La piel puede tener un aspecto mejorado tras la extracción de los cúmulos de grasa, pero no elimina la aparición de celulitis. Esto es debido a que la celulitis es una enfermedad metabólica y este no es un tratamiento específico para eliminarla.

Es peligrosa

Se trata de una técnica quirúrgica, por lo que puede presentar complicaciones si no se realiza en un centro que cuente con profesionales de calidad. Los procedimientos han mejorado notablemente en los últimos años, por lo que se trata de un tratamiento muy seguro y eficaz para el paciente. Por otro lado, no deben aparecer complicaciones postoperatorias si el paciente sigue las instrucciones post quirúrgicas indicadas.

Se realiza sin anestesia

Es necesario el uso de anestesia para evitar las posibles molestias e incluso riesgos para el paciente. Por este motivo, es necesaria la aplicación de anestesia al paciente que quiera someterse a esta intervención. El especialista determinará qué tipo de anestesia es la más adecuada para cada caso, en función de las condiciones y de las zonas que se quieran tratar.

mitos liposucción se puede tratar la celulitis

La verdad tras los mitos de la liposucción

En cuanto a las verdades sobre este tratamiento, vamos a comentar cuáles son las que más dudas generan para resolver de una vez por todas esas posibles reticencias a someterse a una liposucción por temores infundados.

La piel debe estar sana

La piel debe mantener sus niveles de elasticidad en buen estado, es decir, es importante que la piel sea tersa, ya que es necesario para lograr un buen resultado. Al eliminar los cúmulos de grasa, la piel debe quedar tersa, por lo que la elasticidad es muy importante. De lo contrario, si la piel es flácida y poco tenaz, el resultado puede generar sensación de descolgamiento.

La grasa extraída se puede utilizar para rellenar otras zonas

Exacto, es posible transferir la grasa de una parte del cuerpo hacia otra. Esto se utiliza con frecuencia para conseguir un resultado más equilibrado en el cuerpo, rellenando aquellas zonas que no tienen tanta grasa y eliminándola de aquellas en las que se acumula en exceso.

Los resultados no son inmediatos

Los resultados finales serán visibles a corto plazo, ya que tras la intervención, el cuerpo puede estar inflamado. Por este motivo, se debe llevar a cabo un correcto postoperatorio y esperar a que el cuerpo se recupere. También es recomendable colocarse una faja tras la operación para conseguir mejores resultados.

Método seguro

Como se ha comentado, existen numerosos avances en los métodos utilizados, por lo que la técnica es completamente segura. Es un procedimiento muy sencillo y que no supone apenas riesgos para el paciente.

Dura para toda la vida

Los efectos pueden durar toda la vida si se siguen una serie de pautas saludables que implican una alimentación equilibrada, en la que el paciente se cuida para que la grasa corporal no vuelva a aparecer. Por lo tanto, al eliminar el exceso de grasa y evitando su reaparición, los resultados pueden durar para siempre.

Como has visto, hay multitud de mitos sobre la liposucción. Conocerlos y saber cuáles son ciertos y cuáles no es fundamental para tener unas expectativas reales sobre el tratamiento y conseguir los resultados que se buscan. En definitiva, se trata de una técnica segura y con grandes resultados si se busca modelar la figura.