La nutricosmética es el conjunto de complementos alimenticios que puedes encontrar en forma de comprimidos o píldoras con el objetivo de realzar algunos aspectos, referentes a tu belleza, gracias a los nutrientes y activos que contienen.

Estos productos, todavía desconocidos por la mayoría, actúan desde el interior del organismo, mientras que los cosméticos como mascarillas, cremas o sérums lo hacen desde el exterior. Los nutrientes que contienen pueden ser vitaminas, extractos de plantas u oligoelementos.

¿Cuándo nace la nutricosmética?

No se puede definir un momento clave para el nacimiento de la nutricosmética, ya que los complementos alimenticios para mejorar o complementar la alimentación y la belleza siempre han estado ahí. Lo cierto es que en España hace unos 20 años que se empezó a consumir de forma más frecuente.

De un tiempo a esta parte la nutricosmética ha evolucionado y, por ello, en vez de consumirse sola aparece combinada con cosméticos adecuados para obtener mejores resultados. De ahí nace la twincosmética, que también tiene su origen en Estados Unidos y que se ha popularizado por las celebrities. Es un concepto innovador para tratar la piel por dentro y por fuera consiguiendo una sinergia que multiplique tanto la duración de los resultados como su efectividad.

¿Dónde encontramos productos de nutricosmética?

Si prestas atención al mercado, tanto en farmacias como en parafarmacias o centros especializados observarás que los productos de nutricosmética más populares y que más se han utilizado durante estos últimos años son los antioxidantes.

Hay un sin fin de combinaciones y de cócteles según las necesidades, por ejemplo, para ayudar a disminuir la caída del cabello, para mantener la turgencia de la piel o para mejorar tu silueta. Es decir, existen nutricosméticos tanto para aumentar la belleza estética como para prevenir o mejorar algunos problemas de salud.

Sus principios activos están la naturaleza

El resveratrol es el principio activo principal más demandado y utilizado para este fin. Se extrae de las pepitas de los tipos de uva de mayor calidad como el pinot o el chardonnay y se prepara un cóctel al que se le incorporan vitaminas A, E y C. Este preparado además de combatir los radicales libres, aporta vitalidad y fuerza. Así pues, el cabello, las uñas y la piel recuperan su juventud y brillo.

Se pueden encontrar extractos de vid roja que te ayudarán a mejorar la circulación y eliminar pequeñas varices. Estos no son solo problemas estéticos, sino también de salud.

El ácido hialurónico es otro de los nutricosméticos estrella. Se extrae de las grasas de algunos peces abisales y se utiliza para reducir las arrugas profundas. Es un gran coadyuvante para los tratamientos y puede consumirse en polvo, para realizar una solución bebible, o en comprimidos.

Las algas Fucoidan se encargan de reforzar el sistema inmunitario y protegen la piel frente a las agresiones externas. En Japón, los productos que la contienen se consumen con mucha asiduidad, ya que actúa casi como un bloqueador de la contaminación.

El licopeno procede del tomate y ayuda a mantener un rostro cuidado, sin ojeras y libre de venitas. Por otra parte, el betacaroteno, por ejemplo, se consume mucho en verano porque ayuda a potenciar el bronceado de forma natural.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen estos complementos alimenticios?

Sin duda, una de las mayores ventajas de consumir productos por vía oral es que permite que los nutrientes lleguen a todos los rincones de tu organismo para actuar de forma sistémica. Esta es una gran diferencia con los productos tópicos que trabajan de forma local.

Es una forma muy cómoda para cuidar de ti y sus resultados puedes verlos entre los 30 y los 60 primeros días.

Otros de los beneficios que se pueden extraer de consumir nutricosmética es que estos productos pueden ayudar a combatir el acné o la celulitis. Es ideal para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, previene la caída del cabello, estimula la producción de colágeno y elastina, acelera el bronceado, regenera los tejidos celulares y aporta todos los nutrientes necesarios para mantener una belleza totalmente natural.

Para ello utiliza vitaminas y diferentes nutrientes bioactivos que actúan combatiendo el envejecimiento prematuro debido a las condiciones medioambientales. Actúan como un purificante natural para mejorar el rendimiento interno de las células de la piel, al igual que su regeneración y reparación.

El ritmo de vida tan acelerado y la exposición permanente a diferentes agentes externos y al elevado nivel de estrés provocan que la piel se resienta y que la belleza natural se difumine con el paso del tiempo. Gracias a los tratamientos que has visto se pueden regular los niveles internos de minerales y vitaminas para que tu cuerpo pueda afrontar con facilidad y máximas garantías una nueva jornada.