¿Conoces el peeling PRX-T33? Este novedoso tratamiento se está convirtiendo en el favorito de los centros de medicina estética, y es que todos debemos poder sentirnos a gusto con nosotros mismos en cualquier época del año. ¿Quieres saber más sobre este exponente de la vanguardia médico-estética?

¿Qué es el PRX-T33?

El peeling PRX-T33 es un nuevo procedimiento que añade peróxido de hidrógeno al ácido tricloroacético. O bien, dicho con otras palabras, gracias a esta incorporación se consigue modular el efecto del ácido tricloroacético además de una mejor y más rápida penetración en la piel. Todo esto activa el proceso regenerativo de la dermis sin producir ningún daño en la piel.

Así mismo, se trata de un procedimiento base que se emplea cuando un cliente se somete a correcciones que suponen el uso de mini hilos, vitaminas, plasma rico en plaquetas, rellenos, láser, etc.

En muchas ocasiones, por tanto, constituye un soporte para otros tratamientos como el aumento de labios, motivado por los múltiples beneficios que reportan sus componentes y su fórmula.

¿Qué ventajas tienen los peeling con PRX-T33?

Este nuevo tratamiento favorece la estimulación de los fibroblastos, células que sintetizan las fibras de la dermis, sin ocasionar inflamaciones o daños en la zona en la que se ha aplicado. Además, una de sus ventajas es que no es fotosensible, por lo que no importa en qué época del año desees realizar dicho procedimiento.

Otra de sus ventajas es que consigue acabar con la flacidez de la piel a través de la biorevitalización, inclusive mejora la salud de esta. De hecho, posibilitará que te olvides de las estrías o cicatrices que han dejado la varicela o el acné.

Se trata de un tratamiento que no resulta invasivo, sino que estimula la piel sin necesidad de exfoliar la epidermis. En consecuencia, se habla de una técnica que produce resultados inmediatos.

En este sentido, el peeling PRX-T33 representa la antesala de otros tratamientos y se puede combinar, sin ningún tipo de problema, con otros procedimientos médico-estéticos y cosméticos.

¿Qué tipo de inestetismos mejoran con el PRX-T33?

Para saber qué podemos mejorar gracias a esta novedosa técnica, hay que conocer los tres tipos de peeling que existen: superficiales, medios y profundos.

Los superficiales mejoran las manchas superficiales y la textura de la piel, por lo que son muy eficaces para tratamientos como el acné, hipercromías etc. Los medios, por su parte, disipan las cicatrices que ha podido provocar el acné, así como las arrugas que no sean muy intensas. Precisamente, los peelings profundos son empleados para estas arrugas profundas realizando el tratamiento llamado resurfacing.

¿Sabes que el peeling PRX-T33 incluso protege del cáncer de piel? Si eres una persona propensa a tener cáncer, porque familiares tuyos lo han sufrido o simplemente quieres prevenir antes de padecerlo, además de conseguir una mejora estética, podrás cuidar tu salud gracias a este tratamiento.

Esto se debe a que al suprimir la dermis fotoenvejecida, elimina las células que pueden llegar a desarrollar cáncer en el futuro.

Sesiones aconsejadas para el tratamiento PRX-T33

Al tratarse de una técnica tan sumamente eficaz, con una sola sesión de 15 o 20 minutos, podría bastarte para conseguir los resultados deseados. No obstante, existen distintos tipos de piel y el número de sesiones dependerá de dicho fototipo, del problema estético que se quiera revertir y del criterio del del médico estético.

Este novedoso peeling se puede debe realizar administrar entre dos y cinco veces, uno cada 15-20 días con una previa exfoliación.

Se trata de un novedoso tratamiento de peeling que aporta beneficios estéticos y de salud a la piel. De igual modo, este tratamiento que en hedonai lo hemos denominado Biofacial 24h es capaz de eliminar en mayor o menor medida las cicatrices y arrugas más profundas y rejuvenecer la piel en cualquier época del año, en una sola sesión y sin alterar tu día a día.