Con el fin de recuperar la luminosidad en la piel envejecida y estropeada, desde que se perciben los primeros signos de la edad se deben poner en práctica métodos de rejuvenecimiento.

Para ello, se puede recurrir a diversos tratamientos faciales además de evitar las causas externas que provocan el envejecimiento prematuro, como sucede con la exposición solar. Analizamos los diferentes remedios que existen y los más adecuados según el grado de deterioro de la dermis.

¿Cómo identificar una piel envejecida?

La piel envejecida puede deberse por el paso del tiempo, por el descuido ante las condiciones climáticas o alimentarias o por todo lo anterior unido. De esta forma, la epidermis muestra las siguientes características:

  • Está deshidratada y seca.
  • Pérdida de colágeno, que aporta volumen al rostro.
  • Se muestra apagada y con manchas, producto de la despigmentación tras el paso del tiempo y la exposición prolongada al sol.
  • Presenta arrugas profundas.
  • Tiene los poros abiertos y puntos negros.
  • En el rostro se percibe más fina y sensible, incluso con rojeces.
  • Su textura es áspera.
  • Tiene líneas delgadas.
  • Es flácida y le falta firmeza.
  • A veces puede mostrar un color amarillento o pálido generalizado.

Piel envejecida y deteriorada: recupera la luz del rostro

Lo más recomendable es acudir a una clínica para que la piel sea tratada por un profesional estético adecuado. De esta forma, podrá determinar cada problema de manera individual:

Hidratación y limpieza diaria

Lo prioritario es protegerse del sol, con crema protectora de factor 50. Es aconsejable utilizarla también en invierno, porque, incluso en los días nublados, los efectos de los rayos UV suelen ser perjudiciales.

La hidratación es fundamental, con el fin de limpiar los poros de la piel y mantenerla suave y lisa. Es tan sencillo como conservar la higiene diaria y aplicar cremas hidratantes, con base de aloe vera y ricas en vitaminas, para evitar la sequedad y ayudar a regenerar la epidermis.

Eliminar las manchas

Las manchas faciales pueden eliminarse fácilmente con la ayuda de un médico estético, que determine el tratamiento a seguir en función a cada caso. De este modo, se puede aplicar un peeling químico facial, basado en diferentes componentes, que ayudan a eliminar las células muertas de la piel.

Por otro lado, está la luz pulsada (IPL), que logra de forma inmediata deshacer las capas superficiales de la epidermis, desgastadas por el paso del tiempo, ayudando a que el paciente muestre un aspecto rejuvenecido, libre de manchas.

La microdermoabrasión es un tratamiento que se lleva a cabo con microcristales que penetran en los poros de la piel, eliminando las células muertas y regenerándola, devolviéndole la tonalidad juvenil y deshaciendo cualquier mancha.

El fin de las arrugas

Con la atención de un especialista, en una clínica estética, se pueden eliminar las arrugas, con un método efectivo y seguro, como es la aplicación de la toxina botulínica tipo A, también conocida como bótox.

Mediante microinyecciones, y tras un estudio detallado de cada paciente, se realizan una o varias sesiones, con el habitual control, para lograr eliminar las arrugas, reactivando la producción de colágeno en la piel y devolviendo el brillo en la misma.

Suavizar los rasgos faciales

Mediante el relleno de la hidroxiapatita cálcica se consigue estimular naturalmente el colágeno de la piel. Se inyecta, logrando eliminar las zonas flácidas de la piel y obteniendo un resultado inmediato, después de una sola sesión de apenas media hora. Su efecto es progresivo, alcanzando una duración de hasta dos años.

Recuperar la elasticidad de la piel

La elasticidad de la piel se puede recuperar mediante la mesoterapia facial. Este tratamiento consiste en la aplicación de sustancias, que se inyectan en las zonas superficiales de la piel. Estas consiguen aumentar la producción de colágeno y elastina que, a pesar de formar parte del organismo, se van perdiendo una vez cumplidos los 30 años de edad.

En la mesoterapia se utilizan productos como el ácido hialurónico, diferentes vitaminas, antioxidantes, aminoácidos, silicio orgánico y oligoelementos, entre otros.

Recuperar la luminosidad de los párpados

Los párpados son otra parte del rostro que suele perder luminosidad con el paso del tiempo. Para lograr recuperar una mirada más viva, quitando todo signo de cansancio, como el que se puede observar en las ojeras, está el tratamiento Ultimate Eye.

Ultimate Eye consiste en aplicar una base de vitaminas y polihidroxiácidos, con el fin de devolver la hidratación a esta área del rostro, tan expresiva en la persona. Serán necesarias unas cinco sesiones, llevadas a cabo por el especialista estético, para ver los primeros resultados.

Para una mejor satisfacción, el paciente deberá seguir las especificaciones del médico estético y mantener los cuidados desde su hogar.

El paso del tiempo es el mayor enemigo de la piel, pero siempre hay modos de detenerlo. Ante los primeros signos visibles es necesario prevenir, protegiendo la epidermis de los rayos UV, para después encontrar el mejor tratamiento en una clínica especializada.