Mucha gente se pregunta si se debe rasurar antes de la depilación con láser de diodo. En una primera impresión, pudiera parecer que no tiene sentido depilarse manualmente previo a una sesión depilatoria con láser, además siendo de diodo.

El láser es un método indiscutible para hacer desaparecer ese vello molesto que constantemente hay que quitarse. Muchas veces por estética y otras por comodidad, sobre todo si se practica un deporte susceptible de producir lesiones en las extremidades, es mejor contar con un tratamiento efectivo y que no requiera de tanto tiempo.

5 razones por las que hay que rasurar antes de depilación láser de diodo

Si se piensa que la depilación con crema depilatoria puede hacer que el pelo vuelva a crecer con más fuerza, es hora de desmitificar esto. La sensación de raspado que produce el vello raso, que asoma por la piel, es consecuencia del tipo de corte.

Aunque el rasurado de raíz que produce la cera dé la impresión de que el pelo sale más suave, realmente no se diferencia en nada de lo anterior. En ambos casos, cuando alcanza la longitud máxima, muestra la misma fuerza que antes del rasurado.

Una vez aclarado esto, es preciso conocer por qué el rasurado crema depilatoria es necesario para la depilación láser con diodo.

Los motivos para la rasuración previa

  1. Si se conserva el pelo largo, la máquina necesitará mucha más energía para llevar a cabo una depilación satisfactoria. Esto puede producir quemaduras en la piel, exponiéndose el paciente a efectos secundarios como la irritación y el dolor.
  2. El láser de diodo, a pesar de alcanzar una profundidad mayor a otros tipos de láser, como el Alejandrita, y no producir secuelas en la epidermis, podría disminuir su capacidad de acción ante vellos que sobresalgan demasiado.
  3. Ante una depilación con láser, el especialista necesita que la raíz del vello absorba toda la energía que este produce. Solo así puede ser eliminado de manera permanente, validando la sesión.
  4. Ante un mejor resultado, existen menos posibilidades de que el pelo vuelva a aparecer. Con el uso de otro láser en vez del diodo, existía la probabilidad de que el vello creciera nuevamente después de varios meses. Conociendo la profundidad del diodo, esto se puede evitar, para comodidad del paciente, que no tendrá la preocupación de someterme a más sesiones que las recomendadas por el especialista.
  5. Cuando el tratamiento es efectuado correctamente, no hay nada que iguale a la suavidad de la zona depilada. Además, una perfecta preparación implica que los resultados vayan más allá de la misma depilación, ya que el láser de diodo devuelve la elasticidad de la piel y combate las varices.

¿Con qué antelación se debe rasurar antes de la depilación con diodo?

Con el fin de evitar comenzar la sesión láser con los efectos irritativos de la piel, que suelen producirse justo después del rasurado, se recomienda este proceso con un día de antelación al tratamiento, a ser posible, la noche antes. Una piel irritada podría ocasionar quemaduras en la epidermis en contacto con el láser.

Por otro lado, esperar más tiempo significaría encontrarse con algunos vellos demasiado crecidos, lo que provocaría una menor efectividad.

Si el vello es escaso y fino, también debes rasurar

Se requerirán varias sesiones en función del tipo de vello del paciente. El pelo, durante las mismas, volverá a crecer en algunas zonas, aunque más fino y débil. A pesar de eso, y por lo explicado anteriormente, será preciso rasurarlo para lograr óptimos resultados.

La depilación láser de diodo es un método estético innovador, consiguiendo superar a otros tratamientos láser, debido a la profundidad en que actúa. La desaparición definitiva del vello es ya un hecho.