Uno de los principales signos del envejecimiento es la flacidez facial. Esta pérdida de tono se produce porque nuestra piel va perdiendo la capacidad de producción de colágeno y elastina.

Una buena alternativa para recuperarla de forma natural y sin pasar por el quirófano, es recurrir al Lifting no quirurgico mediante tratamiento inductor de colágeno. Con el Tratamiento de Relleno de Hidroxipatita cálcica, se conseguirá redefinir el contorno del óvalo facial y suavizar las arrugas sin añadir volumen.

Los efectos del tratamiento comenzarán a ser visibles aproximadamente a los 3 meses, apreciándose desde el primer día y con una duración de más de un año.

Para saber si  es adecuado para ti y tu plan de tratamiento, ponte en contacto con el equipo médico de Hedonai.