Es muy importante presentar un buen aspecto, y también una piel luminosa, limpia  y cuidada. Para empezar, lo fundamental es crear una rutina diaria de cuidado facial y de higiene, tanto de día como de noche con un buen desmaquillado, seguido de una tonificación y una correcta hidratación adaptada a cada tipo de piel. Aunque no nos maquillemos es fundamental limpiarnos el rostro cada noche, ya que se acumulan impurezas debido a la contaminación y secreción sebácea. A primera vista es lo que más llama la atención y nuestra mejor carta de presentación. No hay nada peor que una piel cansada y descuidada. Una correcta higiene facial es la clave para combatir estos signos y hacer la piel más receptiva para posteriores tratamientos, tanto médicos como estéticos.

Desmaquillar la piel

Se pueden usar leches limpiadoras o jabones específicos que dispongan de un ph adecuado para el rostro y que no ocasionen envejecimiento prematuro.

Tonificar la piel

Es importante para regular el ph después del desmaquillado.

Hidratación profunda

Se deben usar productos específicos adaptados a las necesidades de cada piel. En pieles grasas no es conveniente usar cremas con alto contenido en aceites, deben ser humectantes, astringentes y no comedogénicas. En pieles secas conviene usar cremas emolientes que reconforten la sequedad y la tirantez. Para combatir arrugas y los radicales libres deberíamos elegir una crema o sérum de día, o ambas cosas, que contenga antioxidantes, vitamina C y ácido hialurónico. Por la noche optaremos por cremas que contengan ácido retinóico o glicólico ya que estas sustancias aceleran los procesos de regeneración celular.

Una zona muy sensible y a la que no siempre se le presta la atención adecuada es el contorno de ojos y labios. Los labios tienden a resecarse con facilidad y es bueno hidratarlos con barra de labios o cremas ricas en vitamina C y retinol. Para el contorno de ojos se deben utilizar lociones ricas en colágeno, ya que renueva las estructuras dañadas y nutre la piel en profundidad. La vitamina C es un poderoso antioxidante y la cafeína estimula la microcirculación.

Protección solar diaria para tu cara

Imprescindible para todo tipos de pieles. Una correcta protección solar evitará los signos de envejecimiento y manchas.

Con estos sencillos consejos y una limpieza facial diaria, conseguirás una piel limpia, sana y luminosa y mejorará tu aspecto diario.