Las arrugas nasogenianas y arrugas peribucales son las también conocidas como arrugas de la tristeza, líneas de expresión o líneas de edad, ya que son aquellas que nacen desde las alas de la nariz hasta llegar a las comisuras de la boca en una dirección oblicua. ¿Por qué se forman este tipo de arrugas? La explicación reside en que en el rostro, la capa de grasa que lo cubre es más espesa a medida que se aleja de la oreja. Esta grasa no está fija en la cara, lo que la convierte en móvil.

Causas y prevención de estas arrugas de expresión

Son tres los elementos que intervienen en el proceso de formación de estas arrugas: la gravedad, la redistribución del tejido graso y la pérdida de colágeno y elasticidad que provocan flacidez y se asocia al envejecimiento de la piel. Con este cúmulo de factores, la piel se desliza hasta encontrar un músculo resistente y ese, precisamente, es el músculo orbicular de la boca, o lo que es lo mismo, el entorno de los labios.

Las arrugas del surco nasogeniano son casi siempre las primeras en aparecer, debido a que la piel es más fina, como antes comentábamos. Además de esto, estas líneas nasolabiales pueden acentuarse en aquellas personas más expresivas, que se ríen mucho y que gesticulan más con la boca.

Los 5 tratamientos más efectivos para las líneas de marioneta.

Toma nota de los procedimientos más vanguardistas y eficientes para difuminar este tipo de arrugas:

  1. Ácido hialurónico. Para conseguir mantener la elasticidad del rostro es muy importante seguir un rutina diaria de cuidado facial. Por eso, a parte de los tratamientos cosméticos, rellenar los surcos con ácido hialurónico es una opción muy recomendable. Realizándotelo un par de veces al año estas arrugas desaparecerán por completo. ¿Cómo funciona este tratamiento? Se inyecta en la zona a tratar para recuperar el volumen y reintegrar los tejidos a su posición habitual y estimular el tejido, además de rehidratarlo.
    Desde que se comenzó con esta técnica hace algo más de 20 años, se ha progresado mucho en las técnicas y en la composición del producto, incluso ha variado la forma de conseguir el ácido hialurónico en el laboratorio, existen además distintas concentraciones en función de la profundidad de los surcos a tratar. Queda muy natural y no altera en absoluto la expresión de la cara.
  2. Peeling superficial. Este tipo de peeling es el que se aplica para hacer desaparecer las pequeñas arrugas de expresión, pero también las manchas solares y pequeñas manchas y marcas producidas por el acné.
    El procedimiento es muy sencillo. Primero se hace una limpieza de rostro para aplicar soluciones químicas sobre la piel. Esta solución química se aplica en pequeña cantidad en la zona de la piel que queramos tratar creando una descamación controlada que dejará paso a la nueva piel, la cual suele ser más suave y con menos arrugas, pero y también más sensible al sol.
  3. Radiesse (hidroxiapatita cálcica). Se trata de un relleno dérmico que se utiliza para corregir las arrugas y líneas de expresión alrededor de la nariz y la boca ( nunca en labios). Ofrece muy buenos resultados y de larga duración. Este relleno funciona porque posee pequeñas partículas que constituyen una solución gelatinosa. En el momento de inyectarlo el producto funciona rellenando volúmenes perdidos y corrigiendo arrugas, posteriormente debido a su poder de estimulación de los fibroblastos actúa tensando la zona tratada al formar nuevo colágeno y elastina. Este es el motivo por lo que se obtienen resultados prolongados en el tiempo, de hasta incluso dos años.
  4. Cosmética avanzada. Ya existen muchos productos en el mercado capaces de paliar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Sin necesidad de acudir a ningún centro o de ponerte en manos de un especialista, tú misma desde casa puedes controlar los signos de la edad. Para que estas cremas surtan el efecto deseado debes ser constante y aplicarlas tal y como se explica en el envase , aunque es evidente que todo tratamiento cosmético tiene sus limitaciones y es menos potente que un tratamiento médico estético.
  5. Radiofrecuencia facial. Este es un método muy avanzado para reducir las arrugas, sin tener que recurrir a tratamientos invasivos. El objetivo principal de un tratamiento como este es conseguir un rejuvenecimiento facial completo, combatiendo la flacidez del cutis e incrementando la producción del colágeno y todo ello, causando el menor daño posible en la piel. ¿Cómo funciona? Lo que hace es calentar la piel mediante la radiofrecuencia penetrando en las capas muy profundas de la dermis. De este modo, logramos que tanto la elastina como el colágeno se contraigan, llegando a ver resultados inmediatos que tras varias sesiones se hacen duraderos en el tiempo.

Después de cada tratamiento para corregir las arrugas nasogenianas y arrugas peribucales resulta esencial que sigas las indicaciones dadas por el profesional, puesto que en muchos casos la piel queda expuesta y está más sensible. Por eso, por ejemplo, no debes exponerla al sol, entre otras precauciones.