Durante el periodo de gestación, toda futura madre debería tener en cuenta los tratamientos para embarazadas que existen en el mercado y que le ayudarán durante este largo proceso a sentirse mejor. Aunque un embarazo nos aporta muchas cosas positivas, también tiene algunos aspectos no tan buenos, sobre todo en lo que se refiere a nuestro cuerpo. Gestar un bebé en nuestro vientre tiene un gran impacto en nuestro físico, por lo que nunca es demasiado pronto para empezar a cuidarnos.

¿Estás embarazada? Estos tratamientos son 100 % seguros

Debido a nuestro delicado estado de salud es fundamental tener claro qué tratamientos podemos realizar y cuáles no, puesto que pueden afectarnos negativamente a nosotras y, sobre todo, a nuestro hijo.

Para facilitarte la tarea, te contamos qué tratamientos puedes seguir sin ningún problema para que puedas empezar a cuidarte desde hoy mismo.

Uno de los tratamientos más populares entre las embarazadas son los masajes. Lo bueno de los masajes es que no tienen ningún tipo de contraindicación, por lo que son una estupenda forma de desestresarse y sentirse mucho más guapa y relajada.

Siguiendo con los masajes, también está el aquatsu, el cual se realiza dentro del agua y, además de relajar, fortalece los músculos, mejora la flexibilidad y reduce la presión de los nervios que se produce debido a la rigidez de la columna vertebral.

Otro tratamiento muy recomendado por su gran efectividad es el drenaje linfático. Con él podemos combatir uno de los principales problemas de las mujeres embarazadas: la retención de líquidos.

La celulitis también afecta mucho a las embarazadas, la cual podemos combatir con la presoterapia, una técnica que utiliza la presión del aire para mejorar el retorno venoso, por lo que es totalmente segura ya que este aparato no emite ningún tipo de radiación.

No obstante, para controlar la retención de líquidos y la aparición de la celulitis y estrías en la piel es indispensable realizar actividades físicas suaves, tales como yoga, caminar, gimnasia o ciclismo. También es muy importante controlar el peso siguiendo una dieta variada y equilibrada y, por supuesto, mantenerse bien hidratada a lo largo del día.

Los tratamientos faciales también pueden ser una buena idea para darte esa dosis de belleza que necesitas, pero debes evitar usar todo tipo de aceites esenciales. Dentro de los tratamientos faciales están las máscaras faciales naturales, las cuales son ideales para mantener la piel firme y tersa gracias a la limpieza, exfoliación e hidratación que proporcionan.

Productos y tratamientos a evitar estando embarazada

Cuando se está embarazada debe prestarse especial atención a los productos cosméticos que una se aplica, ya que una vez administrados pasan a la sangre y llegan al a través del cordón umbilical, pudiendo provocar alteraciones en su desarrollo. Así, pues, debes evitar el uso de las cremas faciales y corporales, los desodorantes con cloruro de aluminio, las cremas depilatorias y decolorantes, la depilación láser y los tintes y los tratamientos para el cabello durante el periodo de gestación.

Además, depilación láser y embarazo son dos términos que nunca deberían ir juntos, ya que a falta de evidencia de estudios que demuestren los efectos sobre el feto de esta técnica, los médicos lo desaconsejan.

Una de las precauciones que también debes tener en cuenta es, en primer lugar, dejar los tratamientos para el segundo trimestre. Tampoco deberías hacer uso de los tratamientos estéticos en el caso de que padezcas diabetes gestacional, toxemia o preclampsia o si tienes la presión sanguínea alta o sufres problemas en los riñones o la vejiga de la orina.

Como ves, realizar una rutina de tratamientos es esencial para mantener un estado óptimo de salud y una buena apariencia física, pero antes de someterte a cualquier cuidado debes estar segura de que este no afectará negativamente a tu bebé.