El vello en los brazos es un tema que preocupa tanto a hombres como a mujeres, y puede resultar costoso incluir en la rutina diaria de belleza la eliminación de este vello. Por su parte, la depilación en los brazos exige un tratamiento especial, dado que se trata de una zona muy visible y su piel es distinta a la de las piernas o axilas. A continuación, te facilitamos las claves para lucir unos brazos bonitos y depilados sin grandes molestias.

Técnicas y consejos para la depilación en brazos

Existen muchos métodos para depilarse los brazos, de manera que se puede escoger el que mejor se adapte a tu estilo de vida y a tu presupuesto. En general, los resultados que se obtienen al utilizar métodos indoloros para depilarse los brazos son poco duraderos. Debido a que, al no sustraer el vello desde la raíz, el cortarlos hace que el pelo vuelva a salir casi inmediatamente.

Por el contrario, con los método más dolorosos o costos, se obtienen resultados satisfactorios por más tiempo. Si quieres saber cuáles son los métodos para eliminar el vello de los brazos, sigue leyendo: 

Cuchillas

Aunque muchas personas recurren a ellas, es una técnica totalmente desaconsejada en los brazos. Los métodos de corte no son buena idea, ya que el vello crecerá con más fuerza y dureza. Es necesario utilizar siempre espuma de afeitar para prevenir la aparición de los antiestéticos granitos, depilar el vello en el sentido contrario al del crecimiento y tener especial cuidado en los codos y muñecas.

Crema depilatoria

El resultado es más duradero que con las cuchillas, pero también se trata de un método de corte, por lo que el vello crecerá más fuerte y duro. Por ello, tampoco se aconseja este método.

En este caso es importante seguir las instrucciones del fabricante. La depilación con crema será más fácil y uniforme si se emplea una espátula o aplicador.

La ventaja de las cremas es que suelen tener también otras propiedades, como hidratantes o suavizantes. Para conocerlas, hay que leer la etiqueta y los ingredientes. Algunos, como el aloe vera, son excelentes para la piel.

Decoloración

Esta es la solución perfecta para las personas que no tienen mucho vello, pero de un tono tan oscuro que resalta sobre la piel. Si el vello es claro y de un tono similar al de la piel este procedimiento no resulta útil.

Se pueden encontrar cremas decolorantes en muchas farmacias y centros estéticos para implementar este proceso cómodamente desde casa. Para ello, es muy importante seguir las instrucciones del fabricante.

Cera

Esta técnica funciona muy bien en los brazos y evita que el vello crezca más fuerte y duro. Además, es muy duradero, dado que tendremos los brazos sin vello durante unas 3 semanas. Es más recomendable utilizar kits de cera fría o tibia, porque la cera caliente podría dañar los brazos, que suelen tener una piel más sensible que la de las piernas.

Se recomienda adquirir cera tibia en formato roll-on y bandas de papel especiales. Para utilizarlas se debe frotar bien después de colocar las bandas sobre la cera a fin de favorecer la adherencia del vello y tirar en el sentido contrario al que crece el vello.

Después de la depilación mediante cera, se puede utilizar alguna crema hidratante, especialmente si la piel es seca o sensible, para obtener una piel lisa y brillante.

La cera fría resulta más cómoda, porque ya se vende con bandas depilatorias. También se retira en el sentido contrario a la dirección de crecimiento del vello y se pueden aplicar cremas humectantes al finalizar para mejorar los resultados y calmar la piel.

Máquina depilatoria

Consisten en máquinas que arrancan el vello de raíz mediante una serie de pinzas que llevan incorporadas. Es un método doloroso. Por tanto, lo eligen solo las personas que tienen una buena tolerancia al dolor en los brazos y en la piel en general.

Para neutralizar el dolor es buena idea eliminar primero el vello con cera, puesto que después crecerá algo más débil. Así, también el vello será arrancado más fácilmente.

Depilación permanente en los brazos

Además de ofrecer resultados permanentes, la depilación láser y la luz pulsada (IPL) no producen irritación o dolor como los demás. De este modo, el vello desaparece de forma progresiva y sus efectos son definitivos. A su vez, el láser proporciona una piel más bella, ya que cierra los poros y confiere elasticidad.

El método funciona de igual modo en personas de piel clara y oscura, ya el láser se adapta al color y grosor del vello y de la piel. Al igual que el número de sesiones, que dependerá del tipo de vello y de piel de forma personalizada. 

El único inconveniente, es la exposición al sol, que es obligatorio evitar antes de las sesiones e hidratar convenientemente la piel. 

Así, la única solución para eliminar permanentemente el vello de los brazos es la depilación láser. El resto de métodos son solo recomendables si se desea eliminar el vello de forma temporal.