,¿Quieres mejorar el aspecto y la calidad de tu piel con el paso de los años? Tomar alimentos ricos en colágeno y elastina te ayudará a mantener una cantidad adecuada de estas proteínas en tu cuerpo. Están implicadas en realizar las funciones de tu organismo para que tu piel y otras zonas como los músculos, el cabello, los huesos, y los tejidos en general puedan regenerarse.

Ambas aportan diversas propiedades y beneficios para tu salud, destacando principalmente en dar una imagen joven a toda tu piel. Mientras la elastina ofrece resistencia y evita la flacidez, el colágeno se encarga de mejorar el tono y disminuir la aparición de arrugas.

¿Cuáles son los alimentos ricos en colágeno y elastina?

Tanto el colágeno como la elastina son dos proteínas de producción natural, y aunque puedes tomarlas directamente en los suplementos alimenticios, la mejor fórmula es consumir alimentos ricos en estos prótidos.

Entre los alimentos que poseen elastina están los ricos en Vitamina A (melón, patatas o zanahoria), en Zinc, la soja y también las verduras de hoja verde como las espinacas o la lechuga.

Por otro lado, debes saber que algunos alimentos estimulan o promueven la producción de colágeno. Son las frutas rojas (cerezas, fresas o manzanas) y las ricas en Vitamina C (naranja, piña, limón, kiwi o mango). también lo contienen la mayoría de verduras (vegetales con vitamina K) y los alimentos con alto contenido de azufre como el apio o el plátano, la leche de soja, el queso, el aguacate y también el té.

No obstante, existen una serie de grupos de alimentos que contienen directamente colágeno. A continuación, tienes las propiedades y la proporción de esa proteína que te aporta.

Alimentos con colágeno

  • De las carnes de pollo, cerdo, buey, pavo y de la vaca salen todo tipo de productos con el mayor contenido en colágeno, sobre todo presente en las patas de los animales citados.
  • Pescados: tienen una menor proporción comparado con las carnes, aunque tanto el atún como el salmón, por ejemplo, mantienen una importante cantidad de colágeno. Además, tiene otros numerosos beneficios ya que también contienen omega-3, que nos da elasticidad en la piel y el pelo.
  • Huevos: sus membranas tanto internas como externas tienen colágeno, así como la parte de la yema. Junto a otros nutrientes que participan en la formación proteica como la vitamina E o el azufre, al consumir huevos se gana fuerza y elasticidad en la piel.
  • Lácteos: aunque tengan más grasas, también su alto contenido en colágeno al igual que gran cantidad de otras proteínas suponen un beneficio para la regeneración de la dermis.
  • Frutas: estas ayudan a prevenir la destrucción del colágeno, al tiempo que aportan vitamina C. Moras, arándanos, ciruelas, uvas, higos o grosellas son buenos ejemplos.
  • Frutos secos: las almendras, nueces, cacahuetes y muchos otros tienen alta proporción de colágeno, además del Omega-3, 6 y 9 para producirlo en tu organismo.
  • Gelatina: prácticamente el 90% de ella se deriva del colágeno, por lo que es un complemento ideal en tu dieta, también porque apenas tiene calorías.

Ideas para cocinar estos alimentos

La mejor forma de consumir estos alimentos es crudos, o dependiendo del producto, cocinados al vapor, ya que es la forma de cocinado en la que menos propiedades se pierden. Lo ideal es introducirlos en una dieta bien equilibrada, con aportaciones en las cinco comidas diarias, pero sin abusos de unos alimentos en concreto. Los frutos secos se pueden tomar entre horas, los lácteos en el desayuno y una pieza de fruta al final de cada comida.

Ya ves que ingerir alimentos con elastina y colágeno para evitar la piel flácida son una magnífica forma de combatir el paso del tiempo en tu piel.