Ahora que se acerca el verano, es de vital importancia conocer la caducidad de la crema solar. En muchas ocasiones puede ocurrir que utilices protectores solares que estén caducados sin saberlo y esto haga que no te protejan en absoluto. Por no hablar de que también es posible que te provoquen algún tipo de reacción cutánea.

Así pues, es importante que se conozcan las caducidades de los diferentes productos cosméticos. Todos ellos caducan, tanto el maquillaje como las cremas hidratantes como los protectores solares.

Fecha de caducidad de la crema solar

Una de las recomendaciones que seguro que has escuchado es que las cremas solares caducan después de un año. Por tanto, si compras una nueva crema este verano, el verano que viene ya no hará el efecto que se espera del mismo. De esta manera, tendrás que adquirir un nuevo protector para evitar el daño que el sol puede hacerle a tu piel.

Pues bien, la OCU ha realizado diferentes pruebas en las marcas más vendidas en España y ha demostrado que esta creencia es totalmente falsa. Este estudio ha consistido en el sometimiento de los diferentes envases en los que se almacena este protector a situaciones similares a las que se dan durante las vacaciones.

Así, se les ha hecho soportar a los diferentes botes a temperaturas de hasta 40 grados durante 15 días y a temperaturas de 4 grados como si se encontraran en un avión durante varias horas. Todo ello después de haber pasado un año entero guardados en un armario y se han probado sus resultados.

La conclusión a la que se llega gracias a este estudio es que los protectores solares pueden aguantar más de un año aportando el efecto que se desea de ellos. No obstante, hay que mantener unas condiciones de almacenamiento bastante concretas.

¿Cómo guardar los protectores solares?

Lo primero que debes intentar es que el envase de protector no esté expuesto al sol mientras que no se use en la temporada no estival. Obviamente, si vas a la playa el envase alcanzará altas temperaturas. Pero esto no ocurrirá durante todo el año, por lo que lo mejor es guardarlos en un armario o en un cajón.

Tampoco deben estar en un lugar expuesto a humedad, por lo que el armario del baño no es el lugar idóneo donde guardarlo. Por el contrario, lo mejor es elegir un sitio fresco y seco. De hecho, la temperatura ideal son 22 grados centígrados.

Pero entonces, ¿cómo puedes saber cuándo se ha caducado? Según la OCU esto se nota en la textura del líquido. Si está más diluido de la cuenta, el color no es uniforme, se encuentra demasiado pastoso o huele mal, significa que no está en buenas condiciones y que, por tanto, no te protegerá de los rayos del sol como debe.

Orientaciones del fabricante

No obstante, para estar completamente seguros, lo ideal es que sigas las indicaciones del fabricante. Normalmente, en el propio envase, en la parte posterior se encuentra la indicación. No obstante, primero has de tener muy claras dos cosas.

La primera de ellas es que en la caja o en el propio envase hay una fecha de caducidad como la de los alimentos. Esta fecha hace referencia al tiempo durante el cual el producto va a ser apto para usarlo si se mantiene cerrado. Pero una vez que se abre, esta fecha ya no debemos tenerla en cuenta.

Si ya has abierto el envase, la caducidad de la crema solar se medirá según el indicador que se encuentra en la parte posterior del bote. En este lugar podrás ver un dibujo de una caja redonda abierta que pondrá algo así como “24M”, “12M”, “6M”… que indica el tiempo que el producto estará en sus plenas condiciones después de abrirse.

Caducidad de los cosméticos

Al hilo de esta información no está de más comentar que todos los cosméticos tienen fecha de caducidad. Esto es algo que muchas personas desconocen, ya que normalmente no huelen mal o no tienen una textura especialmente diferente a la que suelen tener cuando caducan. En el caso de los alimentos está muy claro, pero en el de los cosméticos no tanto.

Así pues, lo ideal es que también sigas la indicación que te hemos comentado en el epígrafe anterior. Normalmente, los maquillajes suelen durar un año después de abrirse, las máscaras de pestañas entre seis meses y un año y las cremas hidratantes o antiedad entre uno y dos años.

De cualquier forma, lo más acertado es que te fijes en el símbolo que se encuentra detrás de todos los envases para estar completamente seguro y que te anotes la fecha límite. Puede que si le das poco uso y lo continúas usando durante más tiempo te cree reacciones adversas.

Ahora que sabes cómo comprobar la caducidad de la crema solar y de todos los cosméticos, corre a tu neceser y haz memoria para deshacerte de todos aquellos que puedan no estar en buenas condiciones. También es importante para proteger tu dermis que conozcas el orden de aplicación del protector solar. Tu piel y tu salud en general te lo agradecerán.