Los pómulos marcados son un rasgo de juventud y cuando comienzan a perder elevación y firmeza suman años al rostro. Saber cómo tener los pómulos marcados con unos sencillos trucos evitará que se tenga que pasar por el quirófano para tener un aspecto más radiante. 

Cómo marcar pómulos sin necesidad de cirugía

Aportar juventud al rostro a través de los pómulos marcados puede ser muy sencillo y nada invasivo. Para lograr un resultado perfecto no es necesario acudir a un quirófano. Aunque con la edad se pierda elevación y firmeza, con estas formas de marcar los pómulos se mejorará su aspecto. Cremas, trucos de maquillaje y rutinas de ejercicio son las mejores formas de marcar los pómulos de forma natural. 

Tratamientos para lograr unos pómulos definidos

Los tratamientos más efectivos para lograr unos pómulos definidos son el ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica

El relleno de pómulos con ácido hialurónico se aplica mediante microinyecciones en el área a tratar. Al inyectarlo en los pómulos permite que se dé más volumen a la zona y corrige la falta de elevación que se produce a causa de la edad. 

Por su parte, la hidroxiapatita cálcica también se inyecta de la misma forma que el ácido hialurónico y aporta suavidad y volumen al área facial. El cuerpo reabsorbe el producto pero las micropartículas permanecen para que la zona se mantenga joven y renovada. 

Otra opción pasa por aplicar hilos tensores, un tratamiento muy innovador que ofrece resultados similares a la cirugía pero que resulta muy poco invasivo. A través de la introducción de unos finos hilos bajo la piel, se consigue que esta se terse y desaparezca la flacidez.

Para lograr unos pómulos marcados ya no es necesario pasar por quirófano. Existen técnicas poco invasivas para conseguir los mismos efectos. Yohanny Reyes, técnico superior en Estética Integral.

Ejercicios para elevar pómulos

Si se ejercitan los músculos del cuerpo para mantenerse en forma, ¿por qué no hacerlo con los de la cara? Se puede hacer a diario y el resultado pasa por unos pómulos más elevados y con mucha más firmeza. 

El ejercicio principal para los pómulos es el siguiente: se abre ligeramente la boca y se fuerza una sonrisa muy amplia, se estira al máximo hacia las esquinas de los ojos. Se dejan los dientes a la vista y, para evitar arrugas en los ojos, estira suavemente de su extremo externo para que no se formen pliegues. En esta posición, con los ojos relajados, cuenta hasta diez y vuelve a una postura natural. A continuación repite el ejercicio una vez más

Tras los ejercicios, es recomendable hacer un ligero masaje. Con los dedos realiza movimientos circulares desde el pómulo hacia la sien, poco a poco durante unos segundos. Esto hará que se mantenga la elevación de los pómulos. Con este sencillo ejercicio, los músculos faciales se tensan y se entrenan para que se reafirme el rostro. Aquí tienes otros ejercicios de gimnasia facial para pómulos.

 

Pómulos marcados

Trucos de maquillaje para resaltar los pómulos

Los mejores aliados en el maquillaje para resaltar los pómulos son el contorno y el iluminador, una vez aplicada la base de maquillaje.

Para aplicar el contorno, se traza una línea con una brocha fina, para que el producto vaya desde la sien en diagonal hasta el final de la mejilla y por debajo del hueso del pómulo. A continuación, con una brocha más gruesa se difumina esta raya, preferiblemente en movimientos circulares y hacia abajo. Recuerda que el tono del contorno debe estar en sintonía con el tono de piel.

Una vez aplicado el contorno se pasa al iluminador. Si se trata de un iluminador en polvo, con una brocha pequeña se distribuye a lo largo del hueso del pómulo hasta la sien. Para el producto en crema se puede aplicar con los dedos con pequeños toques. 

Los pómulos elevados y firmes son señal de juventud y belleza, pero con la edad pierden volumen y elevación. Con estos trucos y tratamientos puedes conseguir un aspecto renovado de los pómulos.