El envejecimiento es un proceso natural del cuerpo humano que en ningún caso se puede evitar. Sin embargo, sí se puede retrasar la aparición de los signos de la edad en la piel. Para ello hay que saber cómo prevenir las arrugas con los cuidados y los tratamientos adecuados. A pesar de no ser un problema médico como tal, las arrugas prematuras sí pueden afectar a la autoestima de una persona porque pueden aparecer cuando todavía es joven. 

¿Por qué aparecen las primeras arrugas? 

El cuerpo produce colágeno y elastina por sí mismo. Sin embargo, a partir de los 30 años el nivel de producción va disminuyendo de forma progresiva, lo que hace que la piel esté cada vez más frágil y fina.

Otra de las sustancias de la piel que también se pierden con el paso del tiempo es el ácido hialurónico. Un componente muy importante, ya que sus principales funciones son retener el agua y mantener la densidad cutánea. 

A todo ello hay que sumar que la renovación celular de la epidermis también se vuelve más lenta a partir de los 30 años y empiezan a aparecer las arrugas prematuras. En definitiva, una combinación de factores que, junto a los gestos faciales que se realizan a diario, causan la aparición de las arrugas. 

10 consejos para prevenir la aparición de arrugas 

Hay que tener en cuenta que se trata de un proceso natural con el envejecimiento, por lo que no las podremos eliminar por completo, antes o después aparecerán. La medicina estética avanza rápidamente para poner a nuestra disposición un abanico de tratamientos para eliminar o disimular las arrugas. 

Con una serie de cuidados básicos en la rutina facial de día y de noche se puede intentar  prevenir las arrugas. Toma nota de estos consejos y retrasa su aparición.

Que no falte la hidratación 

Lo más importante es mantener en todo momento la piel perfectamente hidratada para que se vea más radiante y con un aspecto más joven. Los signos de la edad, como líneas de expresión y arrugas, aparecen mucho antes en las pieles secas y deshidratadas. Por lo tanto, es esencial elegir buenos cosméticos para utilizar a diario después de la limpieza. 

¿Duermes y descansas adecuadamente?

Aunque hay quienes no lo consideran así, el descanso es fundamental para retrasar la aparición de las arrugas. Por la noche el cuerpo realiza multitud de funciones, como la renovación y la reparación celular. Además, durante las horas de sueño se eliminan todas las toxinas acumuladas a lo largo del día y se acelera la síntesis de colágeno y elastina. Por todo ello, es fundamental descansar y dormir lo suficiente para prevenir que la piel se apague. 

Protege siempre la piel del sol

La crema de protección solar con FPS alto no hay que utilizarla únicamente durante los meses de verano, sino durante todo el año. Precisamente los rayos solares, son uno de los principales responsables de la aparición de las arrugas prematuras. 

como prevenir arrugas proteger del sol

Limpia y desmaquilla tu piel a diario

Esto es algo fundamental en la rutina de día y de noche. La limpieza facial es básica para eliminar todas las impurezas acumuladas en la piel y, si además se ha llevado maquillaje, por la noche hay que sumar el proceso de desmaquillado. De lo contrario, el maquillaje y las impurezas se quedan en la superficie, obstruyendo los poros e impidiendo que la piel se oxigene.

Hidratación interna, el agua es clave

La hidratación de la piel debe ser tanto interna como externa. Es muy importante beber a diario entre 1,5 y 2 litros de agua para cuidar la salud y el aspecto de la piel. Se puede complementar con el consumo de frutas con un alto contenido en agua, como la sandía o el melón por ejemplo, y de infusiones naturales. 

La piel también se ve influenciada por tu alimentación

Para llevar un estilo de vida saludable la alimentación es clave. Las frutas y verduras deben ser la base de la dieta, ya que aportan todos los nutrientes que el organismo necesita. Es aconsejable elegir alimentos ricos en antioxidantes que protegen la piel del daño de los radicales libres. Además, frutas como el aguacate aportan ácidos grasos Omega 3, que hidratan la piel.

Realiza ejercicio diariamente

Los pilares sobre los que se sustenta un estilo de vida saludable: buena alimentación, descanso adecuado y práctica de ejercicio físico. Conviene dedicar entre 30 y 60 minutos diarios a hacer deporte para liberar endorfinas y evitar el estrés. Así se consigue que la piel se mantenga joven durante más tiempo, según la Fundación Piel Sana

Di no al alcohol y al tabaco

El alcohol y el tabaco envejecen y deshidratan la piel, así que lo más aconsejable es mantenerlos alejados. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, las mujeres fumadoras presentan aproximadamente el triple de arrugas que las no fumadoras. 

Utiliza cremas o sérums con los componentes adecuados 

A la hora de adquirir los productos cosméticos, hay que fijarse muy bien en los ingredientes. Para prevenir las arrugas prematuras, es recomendable que las cremas o sérums estén formuladas con ácido hialurónico, ya que ayuda a mantener la estructura de la piel, rellena las líneas de expresión y favorece la reparación celular; además, de otros ácidos como el glicólico. 

prevenir las arrugas con tratamientos estéticos

Tratamientos estéticos, un gran aliado

En Hedonai contamos con diversos tratamientos médicos que pueden ayudarte a prevenir la arruga prematura. Para aquellas arrugas del tercio superior nuestro tratamiento estrella es el uso de toxina botulínica, con la cual lograremos una relajación muscular de tal manera que el paciente pueda gesticular sin que se marque la arruga con la misma fuerza de lo habitual. Esto conlleva que se suavicen las ya formadas y retrasa la aparición de futuras líneas de expresión.

Para el resto de la cara es adecuado combinar diferentes técnicas como mesoterapia con skinboosters o vitaminas junto con tratamientos que estimulen la renovación celular como la luz pulsada o peelings químicos

La radiofrecuencia resulta también un buen apoyo, ya que si bien no va a hacer desaparecer las arrugas ya existentes, previene su pronta aparición al tratarse de una técnica que estimula la formación de colágeno tipo I. Suele ser ideal para el tratamiento del cuello y el escote, que representan frecuentemente las grandes zonas olvidadas. 

En resumen, recuerda que para prevenir las arrugas, el cuidado facial y una correcta hidratación de la piel son claves. Aunque también puedes ponerte en manos de especialistas que te ayuden a prevenir y evitar estas primeras arrugas con los tratamientos más innovadores.