¿Quieres saber cómo reducir las estrías, esas molestas líneas blancas que dejan marcada nuestra piel? Estas marcas pueden no ser fácilmente eliminables, pero sí que existen métodos para disminuir su presencia. Es importante que conozcas más de ellas y cómo combatirlas.

Atenuar las estrías blancas, ¿es posible?

Las estrías blancas son aquellas que llevan mucho más tiempo instaladas en nuestro cuerpo, a diferencia de las rojas. Existen muchas soluciones para disminuir su señal, aunque lo mejor es que siempre te pongas en manos de profesionales que analicen el estado de tu piel y te indiquen los mejores tratamientos.

La microdermoabrasión es un tratamiento de estética que disminuye la flacidez. Puede llegar a tratar las arrugas, el melasma, la queratosis actínica y, como no, las estrías. Es una técnica que exfolia la piel y ayuda a la renovación celular. De hecho, también ayuda a disminuir las células muertas de la superficie.

El tratamiento Strimatrix  no es sino un tratamiento que mediante técnica mesoterápica , el médico estético va a inyectar un producto denominado así y compuesto por ácido hialurónico,  silicio orgánico , compuestos vitamínicos y aminoácidos. Con este producto se pueden conseguir reducir visiblemente las estrías, mejorando la dermis y con ello la flacidez de la piel. Con tan solo una sesión semanal durante cinco semanas se pueden ver reducidas ampliamente.

Existen algunas cremas específicas que pueden ayudarte. Tan solo debes escoger unas que permitan mantener tu piel hidratada, elástica y bien tonificada, y aplicarlas después del baño o de la ducha. Recuerda que es la zona abdominal y en los muslos donde más suelen aparecen. Cremas que dan buen resultado son aquellas  que contienen ingredientes como la rosa mosqueta, imprescindible para cicatrizar sin dejar rastro, el aceite de centella asiática, la jojoba y vitaminas añadidas. Escoge también aquellas cremas que contengan aceites orgánicos, omega 3 y manteca de karité.

Por otro lado, también existen geles regeneradores que pueden combatir las estrías que han aparecido desde hace mucho tiempo. Contienen microcápsulas naturales que pueden ayudar a penetrar a través de las capas de la piel mientras la hidratan y aportan una apariencia más firme.

Otros tratamientos, como la presoterapia, también han conseguido mejorar visiblemente las estrías blancas en muchas personas. Igualmente, los tratamientos de radiofrecuencia suelen ser muy eficaces para poder disminuir otras alteraciones (como la celulitis) que muchas veces se asocian a la aparición de estrías.

Prevenir mejor que curar

Estas estrías suelen aparecen ante los cambios bruscos de peso. Por ejemplo, cuando una persona sube muy rápidamente de peso y de forma descontrolada pueden llegar a aparecer en zonas como las caderas o los muslos. Por ejemplo, los culturistas suelen pasar por este tipo de problemas, especialmente cuando están en su etapa de volumen.

Por otro lado, también es imprescindible mantener el organismo lo más hidratado posible. Cuando la piel está deshidratada es más propensa a que aparezcan estas líneas poco estéticas, sobre todo, al perder el colágeno o la elastina, proteínas que pueden darle mayor elasticidad de la piel. Por eso, es importante que bebas aproximadamente dos litros de agua al día.

Fórmulas para que no aparezcan de nuevo

Las vitaminas van a ser muy importantes para mantener la salud de tu piel. Por eso, es fundamental que tomes abundantes frutas, verduras y legumbres, para obtener las vitaminas del grupo B y vitamina C (necesaria para sintetizar el colágeno). Por otro lado, recuerda que la vitamina B12 también es imprescindible para mantener el tono de este tejido, por lo que tendrás que obtenerla de proteínas de origen animal o de la levadura de cerveza.

Seguramente también habrás oído hablar de las temidas estrías durante el embarazo. Recuerda que, antes de que el vientre empiece a crecer exponencialmente, debes empezar a aplicar cremas para evitarlas. Preferentemente, utiliza productos naturales como el aceite de oliva, el aceite de coco o las cremas específicas para estrías durante el embarazo. Lo mejor de los aceites es que pueden ayudar a hidratar la piel y a facilitar el estiramiento sin que las fibras puedan romperse.

Además de los puntos anteriores, no olvides realizar una debida exfoliación cada día. Removiendo las células muertas de la piel podrás ayudar a estimular nuevas células y a propiciar mayor elasticidad en tu tejido. Puedes aplicar algunas mascarillas hidratantes para la piel que puedan servir para evitar su aparición. Así, productos como el Aloe vera pueden ayudar a evitar las estrías naturalmente, al igual que la pulpa de aguacate o la zanahoria.

No cabe duda de que es imprescindible que acudas a un especialista nada más las detectes. De esta forma, puedes evitar su progresión y tratarlas a tiempo para que desaparezcan. Consulta con tu médico especialista en medicina estética para que pueda indicarte qué tratamientos son los idóneos para abordarlas.