Con el paso de los años, puede resultarnos muy complicado luchar contra la fladicez en la cara. Por eso hoy te presentamos 8 ejercicios para evitar la flacidez facial, específicos para el rostro. Incluyen además, llevar una dieta equilibrada y utilizar cosmética adecuada puede ayudarte en gran medida.

¿Qué elementos contribuyen a evitar la caída de la piel en el rostro?

La alimentación saludable, basada en el consumo de fruta y verduras mantendrá tu piel joven y elástica, sobre todo si bebes agua a menudo. Con este aporte de fibra, las proteínas justas y adecuadas y ciertos carbohidratos recomendados conseguirás los elementos vitales para conservar tu salud cutánea. También es importante que conozcas las proporciones de oligoelementos como el magnesio, zinc o hierro. Si observas que sufres alguna carencia, visita tu médico para tomar medidas tomándote los complementos adecuados.

Por otro lado, el uso de cosméticos específicos según tu tipo de piel te aportará la hidratación adecuada y, por consiguiente, disminuirá la flacidez. También debemos elegir los las cremas faciales en función a las diferentes zonas de la cara; todas estas medidas resultan decisivas para minimizar los daños de los radicales libres y aportar la nutrición necesaria. Además, y aunque pueden darnos buenos resultados, una combinación transversal será mucho más efectiva.

Ejercicios faciales que reducen la flacidez facial

Si puedes practicar diariamente estas rutinas lograrás tonificar tu piel fácilmente. Por este motivo, se han vuelto populares e incluso virales una serie de movimientos faciales que te detallamos a continuación:

Ejercicios para las mejillas

  • Inspira e hincha tus mejillas con el aire Posteriormente, golpéalas suavemente con las yemas de los dedos. Intenta aguantar el aire durante 8 segundos y suéltalo lentamente.
  • La siguiente actividad consiste en torcer los labios, en primer lugar hacia la derecha y luego hacia el lado izquierdo.

Asegúrate de que en estos movimientos mantienes la tensión en los pómulos, como si inflaras un globo; así, conseguirás los resultados que deseas y mantendrás mayor firmeza.

Ejercicios para el contorno de los ojos

Si tu intención es disminuir las arrugas palpebrales, los movimientos relacionados con el contorno de ojos te facilitarán aliviar esta molestia y evitarás la piel flácida en esa zona. Practicarlos a diario mantendrá tu piel tersa y evitará por una parte el aumento de las arrugas finas y por otro, la pérdida de firmeza de la piel.

  • Haz círculos en tus párpados con las yemas de los índices y pulgares, simulando que tienes puestas unas gafas. Sitúalos alrededor de los ojos y tensa la epidermis de arriba hacia abajo. Parpadea aproximadamente 15 veces manteniendo la tensión y luego relaja.
  • También te aconsejamos que coloques los dedos índices sobre la ceja que corresponde y presiones hacia abajo. Mientras realizas esta tensión, tienes hacer el intento de levantar las cejas. Para finalizar, relaja y repite 10 veces.

Con esta disciplina evitarás que los párpados superiores sufran de flacidez. Además, al activar la circulación sanguínea, reducirás las ojeras y tus ojos disfrutarán de mayor luminosidad.

Ejercicios para el contorno de la boca

Ya que la dermis del contorno de la boca es más fina que en el resto del cuerpo, como en el contorno de los ojos, es más sensible a deteriorarse. A través de esta actividad sencilla, podrás tonificar esa zona naturalmente. Para conseguir mejores efectos, puedes complementarlo con las cremas antiarrugas específicas.

  • Abre la boca de manera exagerada, lo más que puedas; ciérrala con tranquilidad y realiza 10 repeticiones.

Ejercicio para la frente

En la frente, encontramos líneas de expresión que suelen formarse, y que puedes prevenir con la práctica continuada del siguiente movimiento:

  • Sitúa las manos en la frente en el lado respectivo, con las palmas hacia adentro. Estira el cutis hacia el occipital, como si fuera un barrido. Relájate descansando 10 segundos; repítelo 15 veces.

Ejercicio para el cuello

Coloca las yemas de los dedos en la zona inferior del cuello, manteniendo la mirada al frente. Con la cabeza inclinada atrás, estira la piel hacia abajo. Para terminar el ejercicio, mueve la cabeza hacia atrás y hacia adelante; repite 8 veces.

Ejercicio para evitar las cejas caídas

Sitúa el dedo índice respectivo bajo cada ojo, y apunta a la nariz. Cierra fuertemente los labios y parpadea rápidamente, mirando hacia el techo. Lo puedes repetir 5 veces, durante 15 segundos.

Gimnasia facial exprés para el rostro

  • Este es un sencillo truco para cuando no tenemos tiempo. Adopta la postura del cuadro “El Grito”, de Edvard Munch. Lograrás estirar los músculos faciales con efectividad, recuperando su elasticidad. Este ejercicio puede aliviarte incluso las tensiones cotidianas en el trabajo, reduciendo el estrés. Puedes repetirlo hasta 8 veces seguidas, y alguna vez más, en modo rescate, en el resto del día.
  • Si además, quieres fortalecer los efectos de estas rutinas, debes mantenerte con una correcta hidratación. Puedes conseguirlo bebiendo a menudo agua y bebidas saludables sin gas, y utilizando los cosméticos apropiados.

Para concluir, te aconsejamos que evites exponerte al sol sin la protección adecuada, recurrir en ocasiones a los rellenos faciales con hidroxiapatita cálcica, o que te alejes de hábitos perjudiciales como el tabaco o el alcohol.